LAS PALMAS

Lemos: "Mel nos inculca la idea de salir a ganar cada partido"

Lemos: "Mel nos inculca la idea de salir a ganar cada partido"

CARLOS DIAZ-RECIO

DIARIO AS

El lateral derecho gallego recupera con Pepe Mel el protagonismo perdido con Paco Herrera. Defiende que Las Palmas casi siempre respondió ante los grandes de la categoría.

El lateral derecho gallego recupera con Pepe Mel el protagonismo perdido con Paco Herrera. Defiende que la Unión Deportiva siempre respondió ante los grandes equipos de la categoría, salvo casos excepcionales, y alaba las bonanzas de vivir en Gran Canaria, “una isla maravillosa”.

Tras la remontada del Mallorca y por cómo les empató el Granada, se acrecienta la sensación que gran parte de los problemas de Las Palmas tienen que ver con el factor psicológico.

Sí que es verdad que llevamos toda la temporada con situaciones como esta, y al final queremos que afecte lo menos posible. Pero es difícil. Nosotros lo que intentamos es trabajar como el otro día (en Granada). Creo que hicimos un gran trabajo. Quizás no hicimos ni el mejor fútbol ni el que deseamos, pero hemos hecho un trabajo correcto. Contra el Deportivo, igual. Y contra el Mallorca empezamos bien pero luego no estuvimos acertados. Intentamos que afecte lo menos posible porque no nos beneficia para nada.

¿Duele más una remontada como la del Mallorca o que te empaten en el último minuto como hizo el Granada hace casi una semana?
Al final, contra el Granada sacas un punto. Contra el Mallorca, pierdes. Hay que mirarlo de modo positivo porque puntúas en un campo muy difícil, pero no nos vale de nada, Tenemos que ganar y solo pensar en eso.

La Unión Deportiva Las Palmas ganó en Riazor, y a falta de un minuto iba haciendo lo mismo en el Nuevo Los Cármenes. ¿Sirven ambos resultados para demostrarse a sí mismos que pueden competir contra cualquier equipo y en cualquier campo?
Sí, claro que podemos hacerlo. Contra el Málaga en su campo (La Rosaleda) también competimos muy bien. Y contra todos los equipos de la zona de arriba lo hemos hecho. En su estadio y en el nuestro hemos estado muy bien. Es verdad que contra el Mallorca no hacemos un buen partido… Hay que mirar para adelante; nos quedan salidas complicadas, pero creo que este equipo está capacitado para poder solventarlas. Después, tenemos que hacernos fuertes en casa.

Su temporada parece irregular. ¿Cómo se analiza Álvaro Lemos a sí mismo?
Me veo bien. Es verdad que está siendo un año complicado porque colectivamente no estamos rindiendo como deseábamos, y eso penaliza tanto a mí como a todos los compañeros. Cuando el equipo no funciona, no está como desea o como se había planificado y esperaba al principio de la temporada, afecta a todo el mundo.

Era indiscutible con Manolo Jiménez, pero perdió protagonismo con Paco Herrera. ¿Le llegó a decir su exentrenador por qué desapareció del equipo, especialmente tras el ‘ascenso’ de Eric Curbelo?
No. Y tampoco le pedí explicaciones. Son decisiones que el míster toma. Uno tiene que acatarlas y seguir trabajando para darle la vuelta y ponérselo difícil en este caso a Eric, que era quien estaba jugando en ese momento. Tanto para que no se despistase y mejorase como para yo intentar ganarme de nuevo el puesto en el equipo titular.

Dicen que la competencia es muy sana para todos...
Por supuesto. Tiene que ser para eso, y en este caso lo es. Creo que pasa lo mismo con todos los compañeros. Somos un grupo excepcional. Todos trabajamos para uno mismo, porque al final tú tienes que trabajar para rendir mejor, pero también para que el compañero que está en tu puesto igualmente trabaje, mejore y haga que el grupo crezca. En eso se basa la competencia.

¿En qué se ha notado la permuta entre Paco Herrera y Pepe Mel?
Mel nos trae una idea de ir a presionar arriba, de ir a ganar, de que no nos vale otra cosa. Es verdad que el otro día nos empatan al final, pero vamos a ir a ganar cada partido porque es lo único que ahora nos vale. Es lo que nos está intentando transmitir desde el primer momento, desde que llegó. Con una presión alta, intentar crear las máximas ocasiones posibles por partido para poder solventarlos.

Tremenda final la que le espera este domingo a Las Palmas contra el Elche.
(Se ríe). Por supuesto. Todo lo que nos queda son finales. Ante el Elche esperamos hacer un buen papel y que nos ayude la afición lo máximo posible. Es verdad que no ha sido un año bueno para nosotros y obviamente para ellos (los seguidores de Las Palmas) tampoco, pero siempre le pedimos a nuestra afición que nos apoye. Las veces que lo ha hecho y ha estado con nosotros a muerte hemos estado bien. Esperemos que en este partido, en esta final, nos de precisamente eso.

¿Qué opina de los árbitros con respecto a Las Palmas? Varios de sus compañeros y dirigentes del club se han mostrado especialmente críticos. Y Cala y Otero podrían ser expedientados por el Comité de Competición por sus declaraciones en Granada.

Opino lo mismo que todos ellos. No hay que fijarse en los árbitros, y obviamente perjudican a muchos equipos. No creo que quieran hacerlo mal, pero sí que es verdad que este curso nos han perjudicado mucho más de lo que nos han beneficiado.

Venir a Gran Canaria le ha supuesto un notable cambio de vida. Un gallego como usted, que viene de jugar en Francia, no debe estar habituado a este clima. ¿Qué le ha aportado esta isla a nivel personal?
A nivel de vida está siendo un año bueno. Vengo no ya de Galicia, sino de estar el medio año pasado jugando en Francia. Ha sido.. ¡Buf! Desastroso en cuanto al tiempo. A las tres de la tarde era de noche, todo el día lloviendo, con frío… Aquí se está muy bien, tanto a nivel del clima como de la vida en sí. Gran Canaria es una isla maravillosa.

Para muchas personas no es fácil adaptarse a vivir rodeada por el mar. ¿Le costó menos de lo previsto adaptarse a la vida aquí?
No, para nada. Desde el primer momento me han acogido, sobre todo los compañeros, muy bien. Al final, eso tiene mucho que ver. Cuando hay un grupo bueno, la adaptación al sitio es mucho más fácil. A la isla no le veo nada extraño. Si quieres ir a la Península, tienes un avión y en dos horas y media estás allí.

Ya van cada 15 días...
Claro (se ríe). Para mí, Gran Canaria es una maravilla. Estoy súper contento aquí esperemos que sea para más tiempo.