Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

REAL MADRID

El Oporto fichó a Militao por 4 millones y lo vende por 50

Militao con Brasil.

Robert Cianflone - FIFA

FIFA via Getty Images

Llegó a Portugal el verano pasado desde Sao Paulo. Jugador polifacético: el Madrid lo quiere de central pero puede jugar de lateral.

Eder Militao (21 años) ya es nuevo jugador del Madrid, pero no se vestirá de blanco hasta la pretemporada veraniega de Zidane. Antes de eso, terminará el curso con el Oporto, donde se ha afianzado como un indiscutible de Sergio Conceiçao (quinto jugador con más minutos), donde peleará por el campeonato liguero y donde se ha alzado con el trofeo a mejor defensa de la liga portuguesa en septiembre, octubre, noviembre, diciembre y enero.

Militao sólo ha necesitado una temporada en Europa para dar el salto al Madrid. Aterrizó en Portugal el 7 de agosto cuando el Oporto pagó al Sao Paulo cuatro millones de euros por él. Operación redonda. Se aprovecharon de que Militao terminaba contrato en diciembre de 2017 para ficharlo por una cantidad baja y ahora, menos de un año después de su llegada, se embolsarán 50 millones.

El fichaje de Militao por el Madrid tiene un claro culpable: Juni Calafat, jefe de fútbol internacional del club madridista. Ha sido el máximo valedor del central brasileño y el que más ha peleado con la planta noble para que se fijaran en este futbolista. No es la primera vez que el Madrid confía en Calafat. Los fichajes de Vinicius y Rodrygo (100 millones de euros entre ambos) nacieron como una iniciativa de Juni, cuando aún eran unos adolescentes. Antes también trajo a Casemiro (27) y recomendó el fichaje de Brahim (19), que llegó al Madrid en el mercado invernal.

Defensa muy polifacético. Militao se consolidó en Brasil como lateral diestro, empezó en el Oporto como defensa central y su actual entrenador le ha alineado de nuevo en banda con el regreso de Pepe a Portugal. Y ya es internacional con la canarinha. Debutó en septiembre ante El Salvador y va convocado por Tite para el próximo Virus FIFA, donde se medirán a Panamá y República Checa.

Militao, poco extrovertido, no ha tenido problemas para ganarse a sus compañeros. "Es un crack. Un futbolista brutal. Puede llegar a ser uno de los mejores centrales de la historia del club", relató para As en enero un integrante de la plantilla portista. Pese a su timidez fuera del vestuario (sólo ha concedido una entrevista), el Oporto le castigó en febrero sin jugar por salir de fiesta hasta altas horas de la noche...