Competición
  • Europa League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Europa League
FC Astana FC Astana AST

-

BATE BATE BAT

-

Ararat-Armenia Ararat-Armenia AAR

-

F91 Dudelange F91 Dudelange DUD

-

Malmö Malmö MAL

-

Bnei Yehuda Bnei Yehuda BNY

-

Suduva Suduva SUD

-

Ferencvaros Ferencvaros FER

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Hapoel Beer Sheva Hapoel Beer Sheva HAP

-

Ludogorets Ludogorets LRZ

-

Maribor Maribor MRB

-

Copenhague Copenhague CPN

-

Riga Riga RIG

-

AEK Atenas AEK Atenas AEK

-

Trabzonspor Trabzonspor TBZ

-

Legia Legia LGV

-

Rangers Rangers RAN

-

Gent Gent GNT

-

Rijeka Rijeka RIJ

-

Estrasburgo Estrasburgo EST

-

Eintracht Fr. Eintracht Fr. EFR

-

PSV PSV PSV

-

Apollon Apollon PLL

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Steaua Steaua STE

-

Guimaraes Guimaraes VGU

-

Braga Braga BRG

-

Spartak Spartak SPA

-

Celtic Celtic CLT

-

AIK Solna AIK Solna AIK

-

Linfield FC Linfield FC LFC

-

FK Qarabag FK Qarabag QAR

-

Sl. Bratislava Sl. Bratislava SLB

-

PAOK PAOK PAO

-

Torino Torino TOR

-

Wolves Wolves WVH

-

Partizán Partizán PTZ

-

Molde Molde MLD

-

Espanyol Espanyol ESP

-

Zorya Zorya ZOR

-

Copa Argentina
FINALIZADO
San Martín de Tucumán San Martín de Tucumán SMT

0 0

Argentinos Juniors Argentinos Juniors AJ

0 0

ASTV

REAL MADRID

Mariano no se rinde

Pese a que la temporada no le ha salido como esperaba, confía en asentarse en el nuevo proyecto de Zidane y no se plantea moverse.

Pese a que la temporada 2018-19 no le ha deparado demasiados momentos alegres, Mariano no se rinde. El delantero del Real Madrid encara con optimismo los diez partidos que le quedan al equipo blanco este curso, consciente de la importancia que van a tener en la mente de Zidane de cara a configurar el próximo proyecto del Madrid, que arrancará a partir de junio. Así se lo trasladó el técnico francés a la plantilla en su reencuentro del miércoles de la pasada semana. Mariano tendrá que escuchar qué espera de él Zizou, pero por su cabeza ahora sólo pasa la idea de seguir en Madrid y triunfar en el equipo en el que ingresó en 2011, cuando firmó por el Juvenil A procedente del Badalona.

La temporada de Mariano ha tenido de todo. Llegó a finales de agosto tras el interés del Sevilla, del cual el Madrid se aprovechó para ejercer el derecho de tanteo que tenía sobre el entonces futbolista del Olympique de Lyon. No le costó entrar en dinámica: a los 18 minutos de redebutar de blanco, marcó su primer gol del curso, con un latigazo con la diestra que entró por la escuadra ante el Roma (3-0 en el Bernabéu). Lopetegui fue dándole minutos paulatinamente, pero la pronta destitución del técnico y la llegada de Solari conllevaron una pérdida de protagonismo importante para el hispano-dominicano.

Las lesiones tampoco le han ayudado: sufrió dos entre octubre y diciembre, ambas por problemas musculares en la pierna derecha, y arrancó 2019 con una irritación del nervio ciático que le llevó su tiempo curar. A su regreso, en los primeros días de febrero, confirmó la mejoría: 16 minutos necesitó para anotar el tercer gol blanco ante el Alavés (3-0), con un cabezazo en plancha. Pero Solari apenas quiso dar continuidad al ariete, que volvió a tener mala fortuna en la última jornada de Liga: se daba por sentada su titularidad ante el Valladolid por las numerosas bajas del Madrid en ataque, pero un proceso gripal le dejó fuera de la convocatoria. Sus números, aun así, son esperanzadores: dos goles pese a haber jugado sólo 552 minutos.

El regreso de Zidane abre un panorama nuevo para el atacante nacido en Barcelona. El entrenador marsellés conoce bien a Mariano: fue su hombre gol en el Castilla durante la segunda parte de la temporada 2014-15 y la primera de la 2015-16. La segunda temporada fue especialmente prolífica para el delantero, que empezó a las órdenes de Zizou y acabó dirigido por Ramis: 27 goles en 32 partidos, llevando al Castilla hasta el play-off de ascenso a Segunda. Un rendimiento que le llevó al primer equipo en la 2016-17.

El curso para Mariano fue revelador en un sentido y decepcionante en otro. Disfrutó de muy pocos minutos (302'), pero los aprovechó excepcionalmente: cinco goles, uno cada 60 minutos. La presencia de Benzema y Morata por delante le restó mucho peso, pero aun así tuvo sus momentos de importancia dentro del reconocido Plan B madridista que cimentó buena parte de aquel título de Liga. En verano, Mariano buscó minutos fuera y lo hizo con el beneplácito de Zidane. "Le pedí consejo y me dijo que lo mejor era salir, con la marcha de Lacazette en el Lyon…", dijo el delantero hace meses en una entrevista con El Primer Palo.

Está por ver el nivel de protagonismo que Zidane es capaz de concederle en las semanas de competición que quedan, pero Mariano ahora sólo piensa en blanco. Su experiencia en el extranjero fue especialmente prolífica (21 goles en el Lyon el curso pasado), pero tras su retorno a Madrid sólo valora aprovechar las oportunidades que le lleguen para confirmar que puede jugar en el equipo de su vida. Zidane, por lo pronto, ya le dio algunos minutos ante el Celta en el Bernabéu; fueron sólo 9', pero a partir de ahí quiere crecer el delantero merengue...