DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

El Espanyol conquista la ASM Women's Cup en pleno 8-M

El Espanyol conquista la ASM Women's Cup en pleno 8-M

RCD Espanyol

Remontó el Femenino A del Espanyol en Casablanca el tanto inicial del AS FAR, el equipo de las fuerzas armadas de Marruecos. Marcaron Llompart y Ainhoa.

Aseguraban en Marruecos que se trataba del primer amistoso internacional femenino entre clubes. Y lo que es seguro es que se convirtió en una llamativa manera de reivindicar el Día Internacional de la Mujer. Para comenzar, porque TV3 y Esport3 emitieron en directo para todo el territorio catalán esta ASM Women’s Cup. Visibilidad. Segundo, porque el Espanyol derrotó al vigente campeón liguero y de Copa en Marruecos, el AS Far, que es literalmente el equipo de las Fuerzas Armadas Reales. Desde Casablanca al mundo.

Enseñó de entrada todo su potencial el AS Far, sobre todo en las combinaciones en ataque entre la veloz Badri y Chebakk, a priori su jugadora de mayor calidad. Y de hecho tardó 16 minutos en robar la primera de ellas en la frontal, para plantarse ante Mimi y superarla. El 1-0, que celebró a lo Cristiano Ronaldo. Tuvo el segundo solo unos cuantos segundos después con un chut al larguero y también, a los 33 minutos, con un doble disparo que salvaron entre el palo y la portera del Espanyol. Pudo acusar de inicio la escuadra de Salvador Jaspe las probaturas que hizo el técnico, con bastantes suplentes habituales, pensando sobre todo en el partido de Liga Iberdrola de la próxima semana ante el Madrid.

Pero todo el poderío ofensivo de las locales (que intercambiaban sus posiciones con casi absoluta libertad) era proporcional a sus desbarajustes defensivos, con una zaga insólitamente avanzada pero a la vez extremadamente anárquica, lo que por un lado obligó a las blanquiazules a jugar demasiado directo, pero también a plantarse en el área con relativa facilidad. Así llegó la acción del 1-1, un dudoso penalti sobre Paloma que transformó María Llompart, en el 39’. Y, ya al borde del descanso, esa enorme distancia entre la defensa local y su meta propició que Elena Julve robara en el mismo centro del campo y se plantara en la línea de fondo para regalar el 1-2 a Ainhoa Marín.

Se fueron sucediendo los cambios tras el descanso, que empezó con un aviso de Jraidi, enviando un balón ajustado al palo izquierdo de Mimi. La réplica la tuvo a los 62 minutos Eli del Estal, que intentó primero una vaselina y luego un remate desde el segundo palo, cuando ya en la grada del estadio Père Jégo se escuchaban algunos “oles” durante algunas acciones del Espanyol. A 15’ para el final porfió Leti para sentenciar, pero su disparo se topó con las manos de la guardameta local.

Algo deslucido quedó el tramo final por un enredo entre el banquillo del Espanyol, que pretendía dar entrada a María Llompart para evitar sustos mayores con la renqueante Elena Julve, y la colegiada, que no lo permitió porque la goleadora ya había jugado en el primer tiempo. Minutos de pérdida de ritmo que pudo lamentar el conjunto perico cuando, a seis minutos del final, Jraidi no llegó por centímetros a rematar un centro peligrosísimo de Fatima.

Para acabar de enredar el torneo amistoso, Chebbak vio la roja directa (y se marchó entre lágrimas) por protestar enérgicamente e incluso asestar un pequeño empujón a la árbitra, al creer que se había producido un penalti por manos en el área del Espanyol. Algo que debería quedar en una anécdota de una jornada que debería recordarse como festiva e histórica.