HISTORIAS DEL MUNDIAL FRANCIA (FEM.)

Historias del Mundial femenino: la Copa M&Ms a 80 minutos

Estados Unidos con la Copa del Mundo.

El primer Mundial de la historia en 1991 trajo también polémica. La FIFA decidió que los partidos debían ser a 80 minutos y se llamó la Copa M&Ms por el patrocinio

En 1991 al fin se celebró la primera Copa del Mundo de fútbol femenino. Habían pasado 61 años desde que se jugase la primeras masculina (1930). Pero, al fin, FIFA apostó por el fútbol femenino con su presidente João Havelange a la cabeza. China fue la anfitriona de esta primera Copa tras el éxito en el torneo de prueba de 1988 y el país se volcó con el evento. El primer torneo mundial, sin embargo, trajo polémica por varios temas. El primero la denominación. Se llamó el "1er Campeonato Mundial de Fútbol Femenino de la FIFA para la Copa M & Ms", ya que fue patrocinado por Mars Inc. La otra polémica llegó por el tiempo de los partidos, que FIFA decidió que tenían que ser de 80 minutos.

Que los partidos fueran más cortos por el hecho de ser mujer no gustó nada a las deportistas, que habitualmente habían jugado siempre a 90 minutos. De hecho, April Heinreichs, capitana de Estados Unidos, comentó: "Temían que nuestros ovarios se cayeran si jugáramos 90". También la duración del evento, de sólo dos semanas, no gustó, a lo que hay que sumar que se jugó en noviembre, el jugar de durante el verano como ahora es habitual.

El torneo fue sólo de doce equipos divididos en cuatro grupos. Los primeros participantes de una Copa del Mundo oficial fueron: Brasil, China, China Taipei, Alemania, Estados Unidos, Noruega, Italia, Dinamarca, Japón, Nigeria, Suecia y Nueva Zelanda. Tras pasar las rondas previas, el anfitrión, China, cayó en cuartos de final ante Suecia. A la gran final accedieron Noruega (campeón del Mundial de prueba tres años antes) y Estados Unidos. Dos goles de Akers en la final le dio el título a las americanas que se han convertido en la gran potencia de los mundiales.

Dato curioso está en los asistentes. Hubo un promedio de 19.615 espectadores por partido, pero el que más aficionados atrajo no fue la gran final, que tuvo a 63.000 espectadores, sino un partido de la primera ronda. El China-Noruega fue visto por 65.000 espectadores en el Tianhe Stadium, Cantón y terminó con la victoria china por 4-0.