Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

REAL MADRID

Semana distinta en Valdebebas

Por primera vez en 2019, el Madrid no tiene partido entre semana. Solari aprovechó esta circunstancia para dar dos días de descanso, hasta este miércoles.

El calendario ha diseñado una semana atípica para el Madrid, tanto que ha empezado un miércoles, con el primer entrenamiento para preparar la visita del domingo al Levante (20:45 horas, Movistar Partidazo). Solari aprovechó el respiro de no jugar entre semana para darle a la plantilla dos días de descanso, lunes y martes.

Así que cada uno hizo por su cuenta la digestión de la derrota ante el Girona. Modric, por ejemplo, aprovechó para escaparse a Croacia; Varane, a la nieve; y Ramos, a estar con su yeguada. Y, tras esta pequeña y poco habitual desconexión en medio de la vorágine, los jugadores han vuelto al tajo en una semana que hace de punto de inflexión en la temporada, pasando de la calma a la ebullición: con lo gordo a la vuelta de la esquina, es la primera en 2019, también la primera sin contar las vacaciones navideñas desde el parón de selecciones de mediados de noviembre, en la que el Madrid no tiene partido intersemanal.

Liga, Champions y Copa, en juego en nueve días

A partir del domingo reaperece la dura rutina blanca, que le presenta de una tacada y en sólo nueve días al Levante, la vuelta de semifinales de Copa contra el Barça, el Clásico de Liga y la resolución de los octavos de Champions frente al Ajax. De saltar esas vallas depende que la exigencia no baje de aquí a, al menos, el próximo parón FIFA, a finales de marzo.