REAL MADRID

Solari, a Florentino Pérez: "Voy a morir con mis ideas"

Jugones, de laSexta, ha desvelado más detalles de la reunión que destapó El Chiringuito. El técnico: "Sé que los resultados marcarán mi futuro".

Anoche en El Chiringuito de Jugones de Mega avanzaron que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, y su entrenador, Santiago Hernán Solari, se reunieron para cenar en un restaurante de la capital española y hablar sobre la situación actual del equipo: "Hay una cena que ha empezado a las nueve y ha acabado sobre las once y diez de la noche. Dos horas y diez minutos de reunión en un restaurante de Madrid. Reunión importante en Madrid después de la derrota ante el Girona".

Este miércoles, en Jugones ha habido más detalles. Finalmente, a la velada acudieron cuatro personas: además de los citados Florentino Y Solari, estuvieron José Ángel Sánchez, director general, y Ramón Martínez, director de fútbol. De acuerdo con esta información, la cena fue en un ambiente distendido, se trataron las situaciones de Marcelo, Isco o Vinicius, y el técnico, con contrato hasta 2021, comunicó a Florentino que "voy a morir con mis ideas" y asumió su situación: "Sé que los resultados marcarán mi futuro.

La derrota ante el Girona parece haber sido el causante de que el presidente haya pedido un cara a cara con el argentino. Y es que el club se encuentra en una situación complicada en la que no puede permitirse ningún fallo. En la Liga Santander marcha tercero con 45 puntos, a dos del Altético de Madrid y nueve del Barcelona, líder. Perder un encuentro más significaría descolgarse definitivamente de la competición. Precisamente contra el Barça deben jugar la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey. El 1-1 de la ida deja la eliminatoria abierta para el Bernabéu y tropezar contra el eterno rival sería un golpe duro para la plantilla. Por último, en los octavos de final de la Champions League parten con ventaja con respecto al Ajax, aunque se trata de una renta de un solo gol (en campo contrario) quizá algo escasa teniendo en cuenta el planteamiento ofensivo del equipo holandés en la ida.

De esta forma, Solari no puede permitirse ningún pinchazo más y lo sabe, ya que entregarle la liga al eterno rival antes de marzo, quedar fuera de la Copa ante ellos o eliminarse de la Champions después de tres años seguidos coronándose campeones podría ponerle en la cuerda floja. Y quizá anoche se lo advirtiera Florentino.