Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

REUS

Los aficionados del Reus volverán a manifestarse el sábado contra Oliver y LaLiga

Los aficionados del Reus volverán a manifestarse el sábado contra Oliver y LaLiga

Laia Solanellas

DIARIO AS

El grupo de animación 'Redblacks' no se da por vencido y convoca una movilización a las 20:30 en la Plaza Prim. "Que nadie nos impida seguir soñando", es el lema.

Los aficionados del Reus no se dan por vencidos y quieren seguir presentando batalla y demostrando que el club está vivo. La hinchada ‘roig i negre’ sigue mostrándose contraria a la sanción impuesta por el Juez de Disciplina Social de LaLiga en la que acordó la expulsión temporal de tres años del Reus de la competición profesional y una multa accesoria de 250.000 euros por el incumplimiento de los deberes adquiridos con sus futbolistas y por ello, el grupo de animación ‘Redblacks’ ha convocado una nueva manifestación contra Joan Oliver y LaLiga. Será este sábado a partir de las 20:30 y se iniciará en la Plaza Prim y se hará un recorrido hasta llegar a la plaza Mercadal.

El pasado lunes ya se organizó una manifestación tras la decisión de LaLiga de expulsar al club ‘roig i negre’ y este sábado se vivirá otra concentración similar. El lema elegido es "que nadie nos impida seguir soñando" porque en Reus quieren seguir disfrutando del fútbol en Segunda A. No entienden la sanción y además, apuntan a Oliver y a LaLiga como máximos culpables de la situación actual: "Han convertido el fútbol en un negocio", se lee en el cartel que está circulando por las redes sociales con la intención de congregar al máximo números de aficionados.

Reus sigue confiando en que el TAD les dará la razón y mientras, sus aficionados protestarán por la liberación de sus jugadores y no poder ver a su equipo competir en Segunda A. "El sentimiento de un club no se legisla, se trata" y "que la justicia condene al ladrón y no a la afición", son algunos de las lemas que han aparecido en las pancartas que se han colgado en las últimas horas en el Estadi Municipal de Reus.