Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

UCRANIA | FRAN SOL

"Aprovecharé la oportunidad de mostrarme en Europa"

Fran Sol posa con la camiseta del Dinamo de Kiev.

El delantero madrileño valora en As su llegada Dinamo Kiev: "Los objetivos del club coinciden con los míos: aspirar siempre a todo".

- ¿Cómo se gestó su fichaje por el Dinamo?

- Había otros clubes interesados pero eran ofertas que no me convencían. Entonces llegó el Dinamo. Me llamaron el presidente, el director deportivo y el entrenador y me transmitieron que me querían expresamente a mí. Ese interés me convenció y enseguida aparté definitivamente otras opciones que tenía como irme a China o a México para jugar en uno de los equipos más grandes del este de Europa.

- ¿Su primera opción siempre fue seguir en la élite?

- Siempre. Te puedes imaginar las cifras de las ofertas de México o China, pero futbolísticamente no son destinos que me hayan llamado nunca la atención. Prefiero quedarme en Europa y seguir buscando mi principal objetivo que es triunfar.

- Ha costado 3,5 millones de euros, lo mismo que ha pagado el Huesca por Enric Gallego y cuatro veces menos de lo que abonará el Sevilla por Dabbur…

- Jugar en España es algo que al final voy a tener que dejar pasar. Sé que mi mercado no está allí porque, por lo que sea, no les gusto y buscan otro tipo de jugadores. Pero yo confío en mí, sé que he marcado cerca de 50 goles en dos años con un equipo de tabla media baja como el Willem II y creo en mi calidad. Si otros no confían pues peor para ellos. Ahora que el Dinamo me ha dado la oportunidad de enseñar mis cualidades en Europa no lo voy a desaprovechar.

- ¿Le ha dicho ya Aleksandr Khatskevich qué es lo que quiere de usted?

- Sí, hemos hablado y me ha comentado lo que espera de mí, que por supuesto son goles. También quiere que trabaje en defensa y haga bien la presión, que participe en el juego combinativo del equipo y que ayude en las jugadas a balón parado. Me va a venir muy bien el mes de preparación que tenemos por delante porque necesito conocer a mis compañeros, ver cómo juega cada uno, como ponen el balón… Esto es algo que cuesta un tiempo aunque estoy seguro de que pronto estará controlado.

- ¿Cuáles son los objetivos colectivos del club?

- Ese aspecto es algo que me gusta mucho porque los objetivos del club coinciden con los míos: aspirar siempre a todo. Nada más llegar me hicieron ver que iban a por todas. Quieren ganar la Liga, la Copa y llegar lo más lejos posible en la Europa League. Son metas que comparto.

- Pasa de luchar por eludir el descenso a competir por títulos. ¿Siente algún tipo de presión?

- Presión siempre se tiene, pero siendo realista en la vida quien tiene presión de verdad es el padre o la madre que necesita dinero para que sus hijos puedan comer. Eso sí que es verdadera presión. En mi mundo, el del fútbol, también se siente presión, pero si eres inteligente… ¡bendita presión! Nunca hay que dejar de lado la vida real.

- ¿Se marca algún número de goles esta temporada?

- Es difícil porque no conozco la liga. Este medio año me lo voy a tomar de adaptación. Tengo que adaptarme al país, a la ciudad, a jugar competición europea entre semana… Para estos primeros seis meses me marco como objetivo mejorar y acoplarme al equipo lo mejor posible. Si en este tiempo además puedo hacer goles pues genial.

- Ha firmado un contrato de larga duración. ¿Echará raíces en Ucrania?

- Yo ya he dado muchas vueltas. He jugado en el Madrid, en el Villarreal, en Oviedo, en Lugo, en Holanda… Llega un momento en el que buscas tranquilidad, crear una vida con tu mujer y tus hijos. Ahora estoy en ese punto, aunque evidentemente a nadie le amarga un dulce y si viene un gran equipo se verá. Pero ahora estoy muy contento con la oportunidad que el Dinamo me ha dado y espero marcar muchos goles durante estos años.

- El Willem II intentó por todos los medios que se quedara…

- Intentó forzar al máximo para no dejarme salir. Para ellos que se fuera el máximo goleador era muy difícil porque dependían mucho de mis goles. Es algo que entiendo perfectamente pero tuve que ser egoísta, pensar en mí y buscar la mejoría a nivel futbolístico. Al final el Dinamo hizo un sobreesfuerzo y gracias a eso pudieron llegar a un acuerdo.

- En el primer partido del año se llevaron el derbi ante el Breda…

- Lo vi. Lo primero que hice al terminar de entrenar es encender la televisión para ver al Willem II. Me siento muy orgulloso de todos mis compañeros, el equipo que hemos creado este año esté saliendo a la luz y gracias a eso pudieron ganar al eterno rival. Me hace muy feliz y agradezco mucho a los compañeros que se acordaran de mí después del partido.

- Marcó Pol Llonch, ¿es otra de las cosas positivas que se lleva de Holanda?

- Por supuesto. Pol merecía ese gol más que nadie. Es un profesional y se cuida en cada aspecto de la vida. Pero me da rabia, no ha metido un gol en toda la temporada y va y lo hace cuando yo ya no estoy. Le dije ‘¿no querías meter delante de mi o qué?’. Al final sin mi alguien tendrá que dar un paso adelante y tomar responsabilidades. En este caso fue Pol quien abrió la lata y además fue un golazo.

- ¿Volverá algún día?

- Hombre, por supuesto. Pronto volveré para ver un partido porque me han dicho que quieren hacerme un pequeño homenaje. Ojalá pueda regresar en un futuro para ayudarles en otro tipo de cosas. Me gustaría ser director deportivo, es algo que me llama mucho la atención, y por qué no. Si el Willem me da la oportunidad me gustaría serlo allí.