CHIPRE

Los números de Iraola como entrenador del AEK Larnaca

Andoni Iraola durante un partido con el AEK Larnaca.

AEK Larnaca

Los malos resultados acabaron con la andadura del vasco en Chipre, donde consiguió la Supercopa el pasado mes de octubre.

Andoni Iraola y el AEK Larnaca decidieron hoy separar sus caminos. Tras el empate (2-2) ante el Ermis, ambas partes mantuvieron una reunión que acabó con el cese del técnico español, que no cosechaba una victoria desde el pasado 29 de noviembre, cuando se impuso (1-2) al Zurich en la fase de grupos de la Europa League.

Desde entonces, el AEK Larnaca no ha logrado ningún triunfo. Cuatro empates (dos ante el Apollon, uno ante el Paphos y el citado frente al Ermis) y cinco derrotas (Paralimni, Paphos, Nea Salamis, Omonia y Bayer Leverkusen en Europa League) que han acabado con la etapa del Iraola al frente del club chipriota.

Un final amargo a una historia que empezó de la mejor manera posible. Con Iraola en el banquillo, el AEK Larnaca logró el pasado mes de septiembre la primera Supercopa de su historia. Los amarillos, que bajo el mandato de Imanol Idiakez ganaron la Copa la pasada temporada, se impusieron en penaltis al APOEL, gran dominador del fútbol chipriota en las últimas temporadas.

En total, Iraola dirigió al AEK durante 26 encuentros, cosechando un total de 11 victorias, siete empates y ocho derrotas. El ex del Athletic clasificó al equipo para la fase de grupos de la Europa League, para lo que tuvo que superar hasta tres rondas previas el pasado verano -eliminó al Dundalk irlandés, al SK Sturm Graz austriaco y al AS Trencin eslovaco-.

Iraola deja al AEK sexto en liga, a una distancia considerable (15 puntos) del APOEL, que lidera la tabla tras 16 jornadas disputadas. El vasco tuvo a sus órdenes a una de las mayores colonias españolas del fútbol europeo: hasta 10 futbolistas españoles forman actualmente parte de la plantilla del Larnaca: David Catalá, Jorge Larena, Truyols, Nacho Cases, Acorán Barrera, Tete Sansinena, Toño Ramírez, Mikel González, Lluis Sastre y Dani Aquino.