Champions League
Liga Argentina

ZARAGOZA 0-MÁLAGA 2

El Málaga aprovecha la falta de gol del Zaragoza

El fútbol no le hizo justicia al equipo aragonés, que fue muy superior. Marc Gual lo falló todo Y Ricca y Adrián sentenciaron para los andaluces.

El fútbol no le hizo justicia al Zaragoza. El equipo de Víctor Fernández hizo un partido completísimo, y hasta en ocasiones brillante, y dominó al Málaga de cabo a rabo, pero cometió un error a balón parado y lo pagó muy caro. Tuvo tres goles cantados ante un Munir espléndido, pero Marc Gual continúa negado. Lo falla todo. Hasta lo más fácil. Y lo sustancial en el fútbol es el acierto. Y el Zaragoza tuvo el acierto y la suerte de espaldas. Todo lo contrario que el Málaga, que se encontró con una victoria que no mereció.

La mejora del Zaragoza es incuestionable, pero va a cerrar la primera vuelta a un punto del descenso, mientras el Málaga, que anduvo toda la tarde corriendo y sufriendo detrás del balón, llega al ecuador del campeonato tercero y en puntuación de ascenso directo.

Benito por Delmás fue la única novedad en el once del Zaragoza, mientras Muñiz introdujo hasta cuatro cambios (Lacen, Renato Santos, Keidi y Hugo Vallejo) y pasó a ordenar a su equipo en 4-1-4-1. Una mini revolución en toda regla en el Málaga como respuesta, sin duda, al 0-3 frente al Reus.

Empujado por la energía de La Romareda, el Real Zaragoza salió decidido a imponer su estilo desde el principio, con posesiones largas en busca de un desajuste fatal del Málaga, que se dedicó a esperar atrás con serenidad. Pombo, el más activo y profundo, pudo abrir el marcador en el minuto 19, pero Munir respondió a su disparo con una gran parada.

La respuesta del Málaga llegó en el 27’ en una cesión de mecha corta de Lasure que obligó a Cristian Álvarez a adelantarse a Blanco Leschuk. Dos minutos después, en una entrada temeraria de Guitián a Fede Ricca cerca del córner, llegaría el 0-1. Renato Santos sacó la falta muy templada y el propio Ricca, libre de la marca de Lasure, cabeceó en el área pequeña.

El Zaragoza no se descentró con el gol en contra y buscó con afán el empate, insistiendo una y otra vez por la banda de Benito, convertido casi en un extremo. Marc Gual tuvo la igualada, pero su disparo se paseó por toda la raya de gol para marcharse fuera junto al poste.

La segunda parte se inició hasta con tres cambios. En el Zaragoza, Soro entró por Raúl Guti, que se había pasado media semana en cama con fiebre, y Juanpi y Adrián relevaron en el Málaga a Hugo Vallejo y a Lacen, éste con una tarjeta amarilla. Algo no le gustó de su equipo a Muñiz, pese a ir ganando, mientras Víctor buscó con la entrada del joven Soro más mordiente para su ataque.

Otra vez Marc Gual tuvo el gol en sus botas, tras una larga cabalgada, pero Munir sacó una mano providencial. Durante prácticamente toda la segunda parte, el Zaragoza sometió el Málaga a un asedio total, percutiendo por todo el frente del ataque, y jugando con paciencia aunque el reloj corría ya a toda velocidad. Fue un dominio agobiante e insistente, al que sólo le faltó la puntería de Marc Gual, que volvió a perdonar el empate frente a Munir en el minuto 73.

El que no falló fue Adrián, que un jugada embarullada y afortunada firmó el 0-2 en el 82’ en el único ataque del Málaga en toda la segunda parte. Pero así es el fútbol, que premia el acierto por encima de todo.

 

 

0 Comentarios

Mostrar