Competición
  • Clasificación Eurocopa

LALIGA SANTANDER

Dos jugadores del siglo XXI ya han debutado en LaLiga

Ander Barrenetxea.

LaLiga ya ha visto debutar a los dos primeros jugadores nacidos en el siglo XXI: Barrenetxea, en la Real con 16 años, y Bryan, en el Sevilla con 17.

Barrenetxea y Bryan han reescrito la historia, convirtiéndose en los primeros jugadores nacidos en el Siglo XXI que han debutado en LaLiga. No obstante, estos futbolistas no han sido los más jóvenes en estrenarse. El récord le sigue ostentando Sansón, del Celta. Aquel defensa debutó en la temporada 1939-40 con 15 años y 255 días. Tampoco Barrenetxea es el jugador txuri-urdin más joven en hacerlo. El primer futbolista de la Real que lo hizo fue Irastorza, en la 33-34, cuando tenía 15 años y 288 días. En el ‘top ten’ figuran Fabrice (Málaga, 12-13, con 16 y 83), que actualmente juega en la primera belga; Reyes (Sevilla, 99-00 con 16 y 151), que milita en la segunda china; Odegaard (Real Madrid, 14-15 con 16 y 157), en el Vitesse y Quaye (Espanyol, 12-13 con 16 y 177), en el Talavera de Segunda B.

Barrenetxea. Un extremo que se saltó todos los pasos hacia la élite

Ander Barrenetxea Muguruza (Donostia, 27-12-2001) es un talento prematuro. No solo porque su debut en Primera, el 21 de diciembre de 2018 ante el Alavés, se produjo cuando no había cumplido ni los 17 años, sino porque desde que llegó a Zubieta se veía que tenía un don innato para jugar al fútbol. Se convirtió en el segundo jugador más joven en actuar con la Real tras Irastorza (a los 15 años, en la temporada 33-34). En Donostia desde siempre ha sido tenido muy en cuenta y se ha seguido de cerca su crecimiento. Pero no ha sido hasta esta temporada cuando ha terminado de explotar. Aunque ya venía de su gran temporada pasada en el equipo Juvenil. Ya se veía que la categoría se le quedaba pequeña.

Empezó en el equipo de División de Honor Juvenil coleccionando actuaciones espectaculares, destacando un partidazo que hizo en el derbi de la categoría contra el Athletic, con un gol que hizo viral en las redes sociales. Lo que llevó a los rectores del club txuri-urdin a dar un paso adelante en su formación haciéndole debutar en Tercera División, en el equipo C, a las órdenes de Sergio Francisco, otro exjugador que también debutó muy joven en la élite. Roberto Olabe reflexionó sobre lo que había que hacer con este extremo izquierdo. Tenía que decidir entre subirlo con el primer equipo o que pasara antes por el filial en Segunda B. Bastó solo con un entrenamiento con Asier Garitano para que decidieran que siguiera con los mayores. Para cerrar el círculo, el Día de Reyes debutó con el filial, ante el Izarra, y marcó un golazo. Es hijo de Azu Muguruza, entrenadora de baloncesto profesional y profesora. Renovado hace unas semanas hasta 2025, tiene una cláusula de 60 millones.

Bryan Gil. En Nervión desde alevines y firmado hasta 2022

Bryan Gil Salvatierra (Barbate, 11-2-2001) llegó al Sevilla con 11 años en categoría alevín y firmó un contrato hasta 2022 el pasado mes de diciembre, en lo que fue el preámbulo de su debut ante el Atlético. Un estreno testimonial pero en el que lo primero que intentó fue hacer un caño a Godín.

Zurdo, aunque le pega con las dos piernas, Bryan siempre ha sido un adelantado en la cantera sevillista, como lo demuestra que ya en alevines formara parte del equipo de segundo año. Y eso que el físico, como el propio Pablo Blanco lo reconoce, es donde todavía le falta. “Es un atacante con la velocidad que se necesita hoy día en el mundo del fútbol pero, además, es muy encarador. Va para adelante siempre y no es de esos extremos que se paran y vuelven a echarle la pelota atrás al lateral”, afirmaba el máximo responsable de la cantera sevillista en la radio del club.

A sus 17 años, Bryan es un fijo en el Sevilla Atlético, aunque desde principios de año se entrena a diario a las órdenes de Pablo Machín. Desde el club se destaca la claridad de ideas del chaval, responsabilidad de un entorno del jugador del que se afirma que “tiene las cosas claras”.

Su debut recordó al de Diego Capel en 2004, también al final de un Sevilla-Atlético en Nervión y su juego tiene ciertas similitudes, pero mientras Capel era un especialista en jugar pegado a la banda y llegar a línea de fondo, Bryan Gil se mueve más hacia adentro y busca pases interiores, siempre a una velocidad muy elevada.

La cláusula de rescisión del jugador no trascendió tras su renovación, de la que Bryan Gil salió exclamando: “Si todo sigue así, estaré aquí toda la vida”.