Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

VILLARREAL 2 - ESPANYOL 2

1x1 del Espanyol: Rosales despierta, pero el Espanyol se duerme

El defensa venezolano del Espanyol, Roberto Rosales

EFE

Durante 80 minutos, el conjunto de Rubi dominó con claridad al Villarreal, con un buen papel de Álex López, del lateral venezolano y de los centrales. Luego, se nublaron.

Roberto: Atajó los remates, como en un uno contra uno ante Bacca. No pudo evitar los goles que llegaron de remates tras centros laterales.

Rosales: Se desplegó en ataque y remató dos veces. Evitó un gol y dio una asistencia. Dio profundidad por el costado.

David López: El líder de la defensa. Transmitió seguridad, aunque en los últimos minutos no pudo evitar los remates de los amarillos.

Duarte: Infranqueable en defensa, el central tapó a Ekambi salvo en algún contraataque y el 1-2. Luego, se vio superado por alto.

Pedrosa: Sin fisuras en defensa, se desplegó a cuentagotas en ataque pero con peligro. Se vio superado por su costado al final.

Álex López: Jugó a pocos toques y con criterio. Superó el examen y marcó un gol. Demostró que merecía más minutos.

Granero: Ayudó al equipo en los ataques, aunque le faltó claridad en los pases. Fue sustituido, pero contuvo a los medios del Villarreal.

Darder: Marcó uno y pudo hacer tres con varios lanzamientos. Llegó con peligro desde segunda línea y dio criterio al juego. Estuvo más comedido en defensa.

Hernán: Se desfondó, pero no encontró lucidez en ataque y apenas remató.

Borja Iglesias: Fijó a los centrales, pero no remató. Estuvo muy marcado aunque dejó espacios libres.

Piatti: Con más chispa, pero igual de impreciso. Se le hicieron largos los últimos minutos.

Roca: El equipo perdió el mediocampo en los últimos minutos. Estuvo algo impreciso en los pases.

Puado: Sin incidencia. Fue una isla en ataque.

Víctor S.: No logró detener el dominio amarillo. Los locales empezaron a dominar y el equipo se echó para atrás.