Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

RIVER-BOCA

A Ruggeri le quemaron su casa tras dejar Boca por River

A Ruggeri le quemaron su casa tras dejar Boca por River

Gustavo Ortiz

Diario As

El argentino, único en la historia que militó en Boca, River y también en el Real Madrid, sufrió una cruel venganza por parte de los hinchas de Boca a consecuencia de su traspaso al eterno rival.

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores ha virado rumbo Madrid y, salvo sorpresa inesperada, dicho encuentro entre Boca Juniors y River Plate se disputará en el Estadio Santiago Bernabéu. La rivalidad entre estos dos clubes argentinos es histórica, tal y como se pudo ver antes del último encuentro cuando el autobús de Boca Juniors fue apedreado por radicales de la afición de River.

Casualidades del destino, ese incidente ha cambiado el escenario del encuentro decisivo por Madrid, una ciudad también relacionada con Boca y River en el pasado como refleja la figura de Óscar Ruggeri. El 'Cabezón', como era apodado, ha sido el único jugador en la historia que ha defendido los colores de los tres equipos: Boca, River y Real Madrid.

Y precisamente el exjugador argentino sabe muy bien de lo que son capaces las aficiones de Boca y River, ya que él vivió su crueldad en primera persona. Criado como futbolista en las categorías inferiores de Boca Juniors, Ruggeri cambió de aires en 1985 rumbo al eterno rival, a River Plate, debido a la crisis económica e institucional que estaba perjudicando a los jugadores. Esa particular venganza de marcharse al equipo archienemigo de Boca tuvo graves consecuencias para Ruggeni.

Así lo relató el argentino el año pasado en el programa '90 Minutos' de la televisión argentina, recordando que todo empezó tras marcarle un gol a Boca con la camiseta de River una vez se produjo su traspaso: "Cómo me puteaban los de Boca. Se tiró un gordo llorando de los palcos. Y yo le gritaba: ¡gol gordo hijo de puta!. Y el gordo se tiró, lo tenían agarrado y lloraba. Decía que le dejaran y se quería tirar".

Dicho momento de tensión provocó la ira de los hinchas más radicales de Boca, que decidieron vengarse cruelmente. "Me quemaron la casa los hinchas de Boca. Se quemó mi vieja, me quemaron un coche", confesó Ruggeri, además de afirmar que fue a buscar al jefe de la banda que estaba detrás del incendio: "Fui a la casa del Abuelo (jefe de la barra de Boca de entonces). Vivía en San Justo. Yo tenía 24 años. Fui a la casa y hable con él. Yo estaba como loco y me dijo que su banda no quemó la casa, que la quemaron unos pibitos, que no los podían parar. Yo le contesté: 'Me vuelve a pasar cualquier cosa, vengo y hago un quilombo acá en tu casa. No me importa nada, viejo, madre, todo".

Cabe recordar que Ruggeri también fue campeón del mundo con Argentina en 1986 y, que además del Madrid, jugó en otros clubes españoles como el Logroñés y el Real Jaén. El Bernabéu ya espera la gran cita del fútbol sudamericano para el próximo domingo 9 de diciembre.