Competición
  • Champions League

GRUPO A | DORTMUND 0 - BRUJAS 0

El Dortmund empata y cede el liderato al Atleti

Los alemanes no pudieron quebrantar la brillante defensa belga y pierden el liderato. El Brujas, tras el meritorio empate, sella su pase a la Europa League.

El Dortmund lo tenía claro: solo valía la victoria. La lucha por el liderato del Grupo A no admitía especulaciones, y el triunfo del Atlético de Madrid ponía contra las cuerdas y sin margen de error. Lucien Favre introdujo cambios en su alineación, dejando en el banquillo figuras como Götze, Delaney, Achraf (quién llevaba casi dos meses jugando todo de titular con el Dortmund) o Sancho. En el medio, junto a Witsel, el joven Dahoud; y arriba, el indiscutible y recientemente fichado delantero español, Paco Alcácer.

Los alemanes se sintieron superiores desde el inicio. A los diez minutos Pulisic perdonaría un disparo a bocajarro detenido por Horvath, posteriormente sería Reus quién probaría desde la distancia, sin fortuna, y antes del descanso erraría Guerreiro, tras un centro desde la izquierda. El Dortmund dominaba, pero no marcaba, y la afición comenzaba a impacientarse. El Brujas, por su parte, aguantaba cerrado atrás a la espera de algún contraataque esporádico. Sin prisa.

La segunda mitad trajo un Dortmund más eléctrico y agresivo, consciente de la necesidad de vencer.  Concentrando la mayoría de sus ataques por la banda derecha, los alemanes encerrarron más a su rival, pero no encontraban el premio del gol. Los minutos pasaban y el partido, poco a poco, se atascaba.

Favre decidió probar cosas nuevas, e introdujo a Sancho en lugar de Guerreiro. El joven futbolista inglés hizo gala de la velocidad y el desborde que le ha llevado a la élite, pero no fue suficiente. El equipo, en conjunto, no estuvo bien, y se marchó del Signal Iduna Park sin marcar gol por primera vez en toda la temporada. Alcácer no tuvo la pólvora de otros días; Reus demostró velocidad, pero no pegada; y Witsel, sin la chispa habitual, no puedo brindar una victoria y, para colmo, se retiró cojeando.

El Dortmund acabó con un 74% de posesión, más de 1.000 pases completados y hasta 12 remates, pero se marchó sin victoria y, por consiguiente, sin liderato. Se lo cede al Atlético de Madrid.