RAYO VALLECANO

Amat: “Este Rayo tiene las ideas claras, sólo le falta un triunfo”

Jordi Amat posa para As en el estadio de Vallecas.

JESUS ALVAREZ ORIHUELA

DIARIO AS

El central es uno de los supervivientes de aquella histórica victoria en Mestalla (0-1, 2012-13) y el único que ha sido titular en las doce jornadas ligueras. "Aquí soy un hombre feliz", confesó.

Usted ya sabe lo que es ganar en Mestalla.
Tuve la suerte de hacerlo con el Rayo (0-1, 2012-13) y el Swansea en Europa League. Es un campo complicado, por eso tuvo mucho mérito.

—De aquel once continúan en la plantilla Tito, Gálvez y usted.
Hemos vuelto a coincidir seis años después. Hay un grupo muy bueno, muy humano. Queremos que todo el trabajo y la implicación se plasmen en resultados. Tenemos que ganar por nuestra afición, por nuestras familias y por nosotros mismos, necesitamos una alegría para seguir adelante.

—¿Qué le está faltando al equipo para ganar?
Esa misma pregunta me la hacen mis amigos. Me dicen que jugamos muy bien, tenemos personalidad, somos valientes… Nos falta rematar los partidos. Hay que seguir, no nos vamos a rendir.

—Además son el equipo más goleado (25 encajados).
Lo estamos trabajando y queremos mejorar nuestra mentalidad defensiva. Debemos dar un pasito más para ganar.

—No es mal momento para ir a Mestalla: el Valencia aún no ha vencido allí y está 15º.
Me preocupa más qué Rayo veremos. En todos los partidos hemos dado la cara y esa es nuestra idea. Al final, qué más da quién está delante, debemos competir contra cualquiera. El Valencia es un gran equipo, tiene jugadores muy verticales...

—Ésta es su segunda etapa, ¿cómo se ha encontrado el Rayo seis años después?
Está más o menos igual. Es bueno que un club mantenga sus ideas. Además, la afición del Rayo es maravillosa, la mejor de España.

—En su otra etapa hizo el gol 600 del Rayo.
Fue un año inolvidable, por eso tenía ganas de volver. Aquel gol, contra el Valladolid, fue precioso. Su portero estaba adelantado y marqué desde el centro del campo. Dio la vuelta al mundo. Eso quedará para siempre. Mi móvil estaba a petar.

—¿Y en cuanto a estilo de juego también ha cambiado mucho?
Aquel Rayo de Paco era más anárquico, le gustaba arriesgar un poco más… La filosofía de Míchel puede ser parecida en cuanto a tratar bien el balón y ahora estamos trabajando para no encajar tanto, ser más estructurados en momentos en los que perdemos la posición… Veo a Míchel con las ideas muy claras y transmitiendo al equipo lo que quiere. Ahora falta un triunfo.

"Mis amigos me dicen que jugamos muy bien... nos falta rematar los partidos"

—¿Cómo se sienten viéndose abajo?
Míchel y el equipo están tranquilos. Tenemos la idea clara de cómo queremos jugar y ganar los partidos. La gente anima independientemente del resultado y eso es muy importante, tener a la afición a nuestro lado. La gente apoya a Míchel y se ve en cada choque. Es importante que el grupo mantenga la idea y crea en que el Rayo puede plantar cara a cualquiera.

—¿Cómo ve la permanencia?
—No pensamos en el objetivo final. Vamos partido a partido, lo más importante es el Valencia y hay que morir ahí.

Es el único jugador titular en todas las jornadas.
Estoy muy contento. Me siento importante, valorado, lo noté desde el primer día y eso es lo que todo jugador quiere.

—Actuó como pivote frente al Sevilla y después volvió al eje de la zaga.
Ya jugué en el medio en el Betis de Setién y en el Swansea de Laudrup varias veces. Me siento más cómodo de central, pero si tengo que ayudar en la medular lo haré.

—Usted cambió Vallecas por la Premier, ¿cómo es?
La vida allí es diferente en cuanto a comidas y horarios. La hinchada, muy respetuosa. El campeonato es espectacular, está muy bien diseñado, es fácil para jugadores y aficionados conociendo los horarios. Es una liga muy competitiva y no sabría decirte cuál es mejor si la Premier o LaLiga. Ambas tienen un gran nivel. Esos años me hicieron crecer.

—Y ha tenido grandes entrenadores...
He aprendido mucho de ellos. Pochettino me hizo debutar, con Paco disfruté, Laudrup me fichó para el Swansea… y ahora Míchel me transmite mucho. Soy un hombre feliz.

—A la gente le gustan los equipos valientes, pero ser defensa no debe ser fácil...
Así es. En esos equipos se le pide mucho a los de atrás, pero lo aceptamos y nos gusta esa responsabilidad. No sólo se trata de defender bien, también de ayudar en ataque y sacar bien el balón.

La tendencia se invierte y la posesión no asegura victorias.
Prefiero la posesión, hay más posibilidades de hacer daño. Otros apuestan por las contras. Es todo fútbol y respetable. Cada cual que elija.