Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank

LIGA DE NACIONES | INGLATERRA - CROACIA

El Inglaterra-Croacia se juega a tres bandas en Wembley

Inglaterra y Croacia competirán no sólo por la posibilidad de llegar a la fase final sino también por algo más de 2M€ por lograr la clasificación.

CARL RECINE

Action Images via Reuters

El empate clasifica a España para la Final a Cuatro; el que gane, pasa (15:00, Tele5). Los ingleses, descansados tras el amistoso ante EE UU.

Isco, Busquets, Saúl y compañía no se vestirán de corto esta tarde para saltar al césped de Wembley, pero jugarán igualmente el partido que enfrentará a las 15:00 (Telecinco) a Inglaterra y Croacia en el último encuentro de la fase de grupos de la Liga de Naciones (sigue el partido en directo en As.com). O mejor dicho los hombres de Luis Enrique se la jugarán, porque si el partido no acaba en empate España no se clasificará para la fase final de la nueva competición de la UEFA.

Pase lo que pase, sin embargo, La Roja se ha asegurado no descender a la segunda división, pero su traspié ante Croacia por 3-2 el jueves, después de haberle endosado 6 en la ida y de que los de Dalic no hubiesen anotado un solo gol en la competición hasta ese momento, les ha dejado a merced de lo que decidan sus dos rivales directos. A pesar del buen pie con el que empezó el equipo del exentrenador del Barcelona, las derrotas en Sevilla y Zagreb podrían hacerle encajar su primer gran tropiezo como seleccionador nacional.

Southgate y Dalic no se van a reservar nada. La baja más sensible la tienen los croatas con Rakitic, que no está haciendo un gran año en su desembarco en la Premier, pero la entrada de Kovacic promete al menos un recambio de garantías. Por lo demás, los ajedrezados prometen repetir alineación envalentonados por la remontada en Zagreb, lo que repetirá la titularidad de Jedvaj, aunque solo sea por el factor psicológico.

Inglaterra quizás no llegue con ese factor estimulante con el que aterrizan los croatas, pero sí con el factor campo a su favor y con el descanso de venir de jugar un plácido amistoso en homenaje a Rooney con un once plagado de suplentes. Para este encuentro pocos experimentos, aunque no es descartable que Southgate apueste por Lingard, que jugó muy bien el jueves, en detrimento de Marcus Rashford.

En cualquier caso, los focos estarán puestos en Luka Modric y en Harry Kane. Aunque ninguno de los dos pase por su mejor momento, el hecho de que uno derroche juego y al otro se le caen los goles les convierte en los mejores argumentos que tienen los suyos para convencerse de que pueden ganar el partido, porque si ninguno logra superar al otro será España la que se lleve el gato al agua en Wembley.