MÁLAGA 2 - NÁSTIC 0

Koné y Adrián mantienen la voracidad del Málaga

Dos goles de Koné y Adrián dieron la victoria al Málaga ante un Nàstic que terminó con diez por expulsión de Tete. Los de Muñiz son líderes provisionales. El Nàstic se hunde.

El Málaga sigue imparable en La Rosaleda. Séptima victoria en otros tantos partidos ante un Nàstic con más voluntad que recursos y que no observa mejoría con el dinámico Enrique Martín como entrenador. Koné, que terminó lesionado y Adrián marcaron los goles. Los blanquiazules son líderes provisionales en espera de lo que hagan Alcorcón y Deportivo y los catalanes se hunden en la cola. Gran partido de Ontiveros y generosidad de Leschuk que se mató como siempre y dio a Adrián un fabuloso pase que valió el 2-0.

El Nàstic propuso de salida una potente defensa. El 3-5-2 de Enrique Martín en la práctica era un muro donde la barrera la formaban cinco, seis y hasta ocho jugadores. Pero a los 25 minutos Renato Santos aprovechaba un tremendo error de Josua Mejías que no supo controlar un sencillo balón para escaparse por la manda derecha. El portugués centró con templanza y Koné, de elástico cabezazo, anotó el 1-0.

Fede Ricca, en dos ocasiones (minutos 31 y 38) tiene dos claras ocasiones de romper el partido por claros que encuentra en la dubitativa parte de atrás tarraconense. El Málaga era superior y Kieszek no tenía trabajo. Lamentablemente Koné se lesionó solo tras una maravillosa jugada. En su lugar entró el sueco-montenegrino Haksabanovic. Su debut en blanquiazul.

El Málaga seguía apretando tras la reanudación. A los 50’ Leschuk está a punto de sorprender de espuela tras un servicio de Ontiveros. Albentosa despeja casi bajo palos. El Nàstic trata de echarse adelante y a los 58’ Enrique Martín decide poner a Abeledo, jugador procedente del Málaga, por Manu del Moral, que pasó desapercibido. A los 66’ Ontiveros está a punto de hacer una maravilla de gol con un disparo con exquisita rosca que sale rozando el palo. La primera parada de Kieszek es a los 70 minutos en disparo de Tete que rebota en Ricca. A los 71 minutos otro ex de La Rosaleda, Javi Jiménez (el Málaga tiene opción de compra de 500.000 euros) entra en el campo por Brugui. A los 74 minutos el Nàstic se quedó con 10 jugadores porque Tente, tras una falta sobre Ontiveros, vio la segunda amarilla.

Llegaba la recta final y el Málaga, a pesar de tener superioridad numérica, amenazaba sufrimiento. El joven Luis Suárez crea problemas tanto a Ricca como a Adrián que Pau resuelve. Los de Muñiz parecen inquietos. Pero a los 92 minutos Adrián incrusta en la red una maravillosa e inteligente asistencia del Tiburón Leschuk, uno de los futbolistas más generosos que han pasado por La Rosaleda. Así acaba el duelo. El Málaga duerme como líder y el Nàstic, pese a sus buenas intenciones, apurado colista.

----------------------------------------------------------------------

Muñiz: "El equipo ha hecho un buen partido, ha tenido paciencia"

El entrenador asturiano, en la sala de prensa del estadio La Rosaleda, precisó que "estos tres puntos hacen bueno el empate de la pasada jornada -en Gijón ante el Sporting (2-2)-", si bien subrayó que "se está demostrando la igualdad que hay en la categoría".

"El segundo gol lo podíamos haber hecho antes, pero me alegro que lo hayan marcado porque hasta el último segundo lo intentaron y lo consiguieron", destacó.

El entrenador del Nástic, Enrique Martín, por su parte, dijo que han "estado vivos hasta el último segundo" pero que "enfrente había un gran equipo".

"Volvemos a tener dos errores y se nos ha ido el partido", lamentó el entrenador del conjunto tarraconense en la sala de prensa del estadio malagueño.

Martín añadió que el Málaga tuvo "más posesión, lo que es normal", aunque puntualizó que su equipo se defendió "con orden" pero insistió en que "no es fácil hacerle pupa" al Málaga.

"El último gol -en la prolongación- afea un poco el partido, ya que el equipo ha estado más entero que otros días", afirmó el técnico del colista de la clasificación en LaLiga 1/2/3.