NÀSTIC 2-1 OVIEDO

Albentosa rubrica la primera gesta de Enrique Martín en el 94’

El Nàstic gana al Oviedo en la última acción del partido. Luis Suárez hizo el 1-0 en la primera mitad e Ibra empató. El nuevo técnico grana debut con victoria en el banquillo grana.

Enrique Martín ha cambiado al Nàstic de Tarragona. La afición grana reconoció la entrega e intensidad de su equipo y por fin sonríe. Ayudó el triunfo ante el Oviedo, que fue tan agónico como balsámico porque le permite dejar de ser colista y ya vislumbra la permanencia a tan solo puntos de distancia. Los de Anquela se olvidaron de que el partido acababa en el 94’ y Albentosa rubricó la primera gran gesta de Enrique en la última acción del duelo.

El Oviedo apareció mejor en escena y aprovechó que al Nàstic le costó encontrar su sitio en el partido y adaptarse al 3-5-2 de Enrique Martín. Joselu y Tejera dispusieron de buenas ocasiones de gol, pero no acertaron. Con el paso de los minutos, el conjunto grana entendió que debía esperar atrás, sin fisuras, y salir con voracidad y verticalidad al ataque. Y en el 210 llegó el premio. Javi Márquez apareció desde segunda línea y puso un centro medido al segundo palo donde esperaba un Luis Suárez que no falló. Su disparo desde dentro del área sorprendió a Herrero y puso por delante a un conjunto grana eléctrico. El Nàstic estaba cómodo y la renta aún pudo ser mayor porque Coris estaba desatado por su banda derecha y el colegiado anuló un tanto a Manu Barreiro. Acertó. El Oviedo se estaba viendo sorprendido, solo Saúl Berjón, que va sobrado de calidad, creaba incertidumbre y peligro, y se alegró por el descanso.

Pero el Nàstic salió con una marcha más y el palo evitó el segundo tanto de Luis Suárez. Tras ello, Anquela movió ficha, prescindió de sus carrileros y dio entrada a Muñoz y a Ibra. Y le salió bien porque este último empató en el 65’ al aprovechar el rechace de un remate al larguero de Forlín. Los últimos minutos fueron de locura con alternancia de ocasiones, pero la roja a Folch, en el 81’, perjudicó al Oviedo. El Nàstic no dejó de creer y, en el 94’, Albentosa se vistió de héroe. Enrique Martín, que recorrió toda la banda para festejar el tanto, debuta con victoria en el banquillo tarraconense.

0 Comentarios

Normas Mostrar