BARCELONA

Hleb: "Fue un error todo lo que vino tras fichar por el Barça"

El bielorruso reconoce en Telegraph que su experiencia en España fue difícil. Henry le ayudó mucho y le ofreció una habitación en su casa.

0
Hleb, capitán en un partido del Barça ante el Espanyol en Copa

Aliaksandr Hleb aterrizó en Barcelona en el verano de 2008 con la esperanza de encontrar un hueco en un centro del campo que por entonces tenía maravillado al mundo con Xavi e Iniesta como jefes de orquesta. El bielorruso venía de unos años buenos en el Arsenal. Allí era feliz, pero la llamada del Barcelona lo cambió todo. “Mi etapa en el Arsenal fue fantástica, lo mejor de mi vida. Me encantaba el club, los entrenadores, tenía muchos amigos… Era increíble. Fue un sueño. Es difícil decir por qué me fui”.

En realidad él mismo se responde poco después en una entrevista que concede este jueves a Telegraph. “Cuando le comenté a mis amigos en interés del Barça todos me dijeron: ‘¿Estás loco? El Barça es el mejor club del mundo, tienes que ir allí”.

“En el Arsenal disfruté de mi vida, me despertaba con una sonrisa. Cesc, Flamini, Rosicky y Van Persie eran mis mejores amigos. Éramos como hermanos”, añade antes de contar su experiencia en el Barcelona.

Pero en España todo se complicó. Fue partícipe del triplete conseguido bajo el mando de Pep Guardiola, aunque nunca llegó a ser indiscutible. Eso le llevó a diversos clubes en calidad de cedido. Algo que según el bielorruso le mató y lo tiene marcado cuando le preguntan por su carrera. “¿Si alcancé mi potencial? No, cometí muchos errores. Es por eso que no estoy al cien por cien contento con mi carrera. Ir al Barça fue una decisión difícil y todo lo que vino después fue un error. Perdí mis mejores años”, confiesa al diario británico.

Henry le ofreció una habitación

Quizás el problema de adaptación a las ideas de Guardiola radicara también en su vida fuera del terreno de juego. Y es que Hleb estuvo viviendo solo en un hotel durante meses hasta que Henry decidió echarle un cable. “Thierry se me acercó y me dijo: ‘Has vivido en un hotel durante mucho tiempo. ¿Por qué no te vienes a vivir conmigo? En el día libre estarás con amigos’. Mi adaptación fue mucho mejor desde entonces. Viví allí unos meses y recuerdo que veíamos juntos los partidos del Arsenal. Henry me ayudó mucho”, confiesa.

No tan felices fueron sus momentos con Guardiola, aunque ahora reconoce que se equivocaba. “Quería jugar y me enfadé con Pep. Ahora entiendo que fue mi culpa”, sentenció.

  • Centrocampista
  • Bielorrusia