FRANCIA

Francia, sin soluciones para evitar el humo en los estadios

Aunque el uso de elementos como bengalas en los estadios está prohibido, se siguen utilizando. La Federación busca más soluciones y pactos para paliar el problema.

0
Los aficionados del Lyon, durante un partido de su equipo.
Clive Brunskill GETTY IMAGES

El fútbol francés debate estos días uno de sus grandes problemas: el humo en los estadios. La normativa dictamina que la utilización de cualquier elemento que genere humo en un estadio está prohibido, pero a la práctica la ley es poco respetada.

Noël Le Graët, presidente de la Federación Francesa de Fútbol, fue claro en la última Asamblea General de la FFF: "Le pido a la Liga, si no a la Federación, que se encargue de los asuntos de seguridad. No aceptaré un solo problema de humo. Es algo que solo existe aquí, partidos que comienzan diez minutos tarde por el humo. No puede ser".

Hasta 309 'humos' durante la temporada pasada entre Primera y Segunda

Las opiniones pueden ser variadas, pero los datos son claros: la temporada pasada se registraron hasta 2246 usos de elementos prohibidos entre Ligue 1 y Ligue 2, incluidos 309 solo por humo. Una cifra un 60% superior a la temporada anterior.

¿Intervienen las autoridades como deberían?

La norma lo prohíbe, pero se siguen usando. Ante esas situaciones, son las autoridades quienes reciben el foco. ¿Se hacen los cacheos de entrada a los estadios correctamente? ¿Se interviene debidamente cuando se detecta un elemento prohibido en los estadios? La Federación Francesa de Fútbol debate estos días en torno a ello.

El Olympique de Marsella, por ejemplo, tuvo que pagar 1,3 millones de euros en multas por las sanciones impuestas tras el prendido de 1.245 fuegos en 62 partidos de todas las competiciones.

El problema de los elementos sin calor

Desarrolladas en Dinamarca y utilizadas en los países escandinavos, existen incendiarios especiales que emiten humo sin generar tanto calor y llama como las bengalas tradicionales. Estos, aunque son más seguros y están más aceptados, también están prohibidos en los estadios.

Este verano, el jefe de seguridad del Olympique de Marsella, Thierry Aldebert, aseguró que: "estamos listos para empezar a desarrollar una investigación sobre ellos".

Francia, lejos de un acuerdo

Mientras la legalidad sigue vigente, las partes buscan un pacto sobre la utilización y la moderación del humo en los estadios. Los clubes se pronuncian poco al respecto y los aficionados, al igual que organismos y federaciones, está divididos. Todo parece todavía muy lejos de un acuerdo. El humo en los estadios de Francia está prohibido, pero de momento se seguirá utilizando.