Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

SUB 20 | CHILE 2 - BRASIL 2

Apenas 30' de Vinicius y Rodrygo en otro empate entre Chile y Brasil

Vinicius en el Brasil-Chile

Rener Pinheiro

DIARIO AS

Carlos Amadeu reservó a ambos jugadores y sólo tiró de ellos en el segundo tiempo, ante un Chile mucho mejor que el pasado sábado.

Chile y Brasil volvieron a empatar en un nuevo amistoso (2-2) que dejó apenas media hora sin mucho jugo de Vinicius Junior y Rodrygo, las dos apuestas del Madrid en el fútbol brasileño a cambio de 85 millones (45 el primero, 40 el segundo). Lejos de ofrecer la imagen que dejaron el sábado, con jugadón y asistencia de Vinicius para que marcase Rodrygo (que también estrelló una falta en el larguero; Vinicius marró un penalti), los dos fueron reservados por su técnico y disfrutaron de 30 minutos en el segundo tiempo, ante un Chile mucho más intenso y comprometido que en el primer duelo.

Tras darles 81 minutos a Rodrygo y los 90 a Vinicius Junior en el primer amistoso entre ambas selecciones de este parón, disputado en Rancagua el pasado sábado (1-1), Carlos Amadeu, preparador de la Sub-20 brasileña, dejó en el banco a sus dos estrellas para la repetición del choque, esta vez en el Estadio Santa Laura de Santiago, la capital. Notó la canarinha ambas ausencias en su caudal ofensivo, muy inferior al de Chile en el primer tiempo. La Roja se adelantó gracias a un remate en el área pequeña de Guerra, haciendo bueno el ya de por sí estupendo centro de Allende desde el costado izquierdo del ataque. Villanueva rozó el 2-0 poco después, pero se encontró con el otro Vinicius de Brasil, el portero, que sostuvo a los suyos para que Menino, en el 36', mandase el partido al descanso con igualada a uno gracias a un zurdazo directo a la escuadra, previo toque en el larguero.

Las casi 9.000 personas que acudieron a Santa Laura debieron esperar hasta el 63' para que Vinicius Junior y Rodrygo hiciesen acto de presencia. Antes, dos goles más hicieron bailar en el marcador, con apenas dos minutos de distancia. Primero, un centro cerrado de Saavedra desde la izquierda acabó dentro de la red de Vinicius, con la participación de Guerra una vez más; el nueve chileno no rozó el balón, pero su sola presencia distrajo lo suficiente. Y después, Cunha remachó a la red tras un lío de Chile en defensa por su costado zurdo.

La salida conjunta de las dos promesas madridistas imprimió cierto genio en el ataque de Brasil, sobre todo gracias a Vinicius. Con metros, su zancada y vértigo son difíciles de contener, aunque Chile lo logró sobre todo por acumulación, cruzando en su camino cuantos defensores pudo. Arrancó por izquierda y cambió a derecha, pero sin más premio que un disparo cruzado que fue a parar a las manos de Bórquez. Rodrygo, menos atrevido, se conformó con una buena jugada por la izquierda que acabó con otro tiro cruzado, que se fue fuera por centímetros.

0 Comentarios

Normas Mostrar