DEPORTIVO 1 - MÁLAGA 1

Depor y Málaga se reparten la tarta en un intenso duelo

N´Diaye abrió la cuenta tras un saque de banda, Carlos igualó en el 75’ y Quique fue expulsado dos minutos después con una roja directa inexplicable.

Por historia y presente el partido de Riazor prometía, y no decepcionó. No por el fútbol, que brilló a cuentagotas, pero sí por la emoción, intensidad y polémica. El resultado del choque entre dos de los grandes favoritos fue un empate que puede saber a poco al Deportivo, que tuvo más ocasiones y fue mejor en el primer tiempo. También al Málaga, que se adelantó en el marcador y acabó con superioridad numérica por una inexplicable roja directa a Quique. Al final cada uno se quedó un trozo de tarta, pero tiene pinta que los dos estarán hasta el final peleando por estar en la fiesta grande.

De inicio Muñiz, como estaba previsto, repitió once por primera vez. Un poco más intervencionista estuvo Natxo con su rombo, en el que entró Krohn-Dehli y Álex Bergantiños en lugar de Mosquera. Y el arranque no pudo ser más frenético. Primero aviso de Adrián, luego internada de David Simón, pase de la muerte y Quique fallando donde no acostumbra. Poco después fue el turno de Carles Gil, que tras una contra limpia disparó fuera con demasiada rosca con todo a favor. Mordisco a mordisco el Depor fue haciendo retroceder a un Málaga que tampoco se mostraba demasiado incómodo por ceder terreno esperando un balón parado o que apareciese la calidad de Ontiveros. A la media hora la gasolina comenzó a bajar, pero el peligro seguía siendo local, esta vez con un remate alto de Pablo Marí tras un córner. La voluntad era gallega, con Carles Gil, Quique y Krohn-Dehli y los laterales, pero insuficiente para derribar al ordenado y solidario bloque malacitano, en el que Harper es el primer defensa.

Y el segundo tiempo comenzó con la jugada preferida del Málaga: ¡el saque de banda de Luis Hernández! El central colgó al área, y tras un primer remate N´Diaye remató flojo con la izquierda superando un bosque de piernas. Un zarpazo, o más bien medio, y el líder por delante. Y ante el golpe Natxo apostó por sacar elaboración (Carles Gil) y buscar remate (Crhistian Santos). Y así, sin elaboración, llegó el empate tras un córner. Fue de Carlos, el primero de la temporada en un gran remate a centro de Bergantiños. Quedaba un cuarto de hora y hubo más emociones, y fuertes. Dos minutos después del empate Díaz de Mera sacó una incomprensible roja directa a Quique cuando intentaba una chilena que dejó al Depor con diez cuando intentaba remontar. Bronca al colegiado, que antes se había comido un penalti sobre Carlos por un claro agarrón al que le faltó el VAR. Cosas se Segunda. A partir de ahí, el Málaga dio un paso adelante en busca del premio gordo. Harper lo tuvo, pero se encontró con Dani Giménez y el marcador ya no se movió.

0 Comentarios

Normas Mostrar