Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
Copa Libertadores

REAL MADRID

Gareth Bale: de fiasco a solución del Real Madrid ante el Atlético

Ante el Atlético, las miradas de los jugadores del Madrid se girarán hacia el galés como antes lo hacían a Cristiano. Su único gol en un derbi fue en la Décima.

De denostado por Zidane y lastrado por las lesiones a ser la gran esperanza para liderar el nuevo proyecto. El Madrid se agarra a Bale. No ha habido otro jugador, en los ocho partidos oficiales que se han disputado hasta el momento, que haya demostrado ser un asidero cuando las cosas se tuercen. O al menos, otro que haya aparecido siempre, sistemáticamente. El galés fue el único futbolista de campo (junto a Kroos aunque el alemán en menor medida), que se salvó de la quema en el Pizjuán. Ahora, el equipo se agarra a él en el trascendental derbi que puede marcar un punto de inflexión en la temporada: o emerger o empezar a hablar de crisis.

Pero para confirmarse como líder del nuevo proyecto en ausencia de Cristiano, Gareth Bale tendrá que reinventarse ante el Atlético. En su carrera como profesional ha jugado 17 encuentros ante los rojiblancos, el duelo que más ha repetido en su carrera con diferencia (10 partidos ha disputado ante Barcelona, Liverpool y Arsenal) y sólo ha conseguido marcar un gol. Fue importante, eso sí, pues fue el que hizo a los rojiblancos en la prórroga de Lisboa que adelantaba al Madrid para ganar la Décima. Pero desde entonces (13 encuentros, casi cuatro años después) no ha vuelto a ver puerta ante el eterno rival de la capital, al que en realidad ha marcado un gol en 1.452 minutos disputados.

El gol de Bale en Lisboa.

Pero Bale parece otro esta temporada. En el Pizjuán se le vio con sangre en el ojo, uno de los pocos que parecía rebelarse ante una noche para olvidar. Disparó a puerta ocho veces, el que más con diferencia (Mariano, tras él, disparó cinco). En uno de sus remates, Bale encontró el palo. Pudo haber cambiado la suerte del partido…

Benzema arrancó la temporada alimentando la ilusión de que, tras la salida de Cristiano, él podría aportar más goles. Marcó cinco en los cuatro primeros partidos oficiales. Pero luego la figura del francés se ha desvanecido y sólo ha quedado la del galés en el pretendido tridente de Lopetegui (la BBA), en el que Asensio sólo lleva un gol (aunque ha provocado tres penaltis y ha dado tres asistencias). Bale, en cambio, aparte de los cuatro tantos que ha marcado, ha dado tres asistencias. Ha participado, por tanto, el siete de los 17 tantos que ha marcado el equipo hasta la fecha. En el Bernabéu, ante el Atlético, las miradas de los jugadores del Madrid se girarán hacia el galés como ante lo hacían a Cristiano. Bale ha pasado de denostado a ser la tabla de salvación.

0 Comentarios

Normas Mostrar