Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
NAC Breda NAC

-

Willem II WII

-

Heracles HCL

-

Groningen GRO

-

VVV-Venlo VVV

-

ADO Den Haag ADO

-

Feyenoord FEY

-

Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard FSI

-

De Graafschap DGR

-

Liga Belga
Anderlecht ADL

-

Cercle Brugge

-

KV Oostende OOS

-

Gent GNT

-

Charleroi CHR

-

Zulte Waregem WRG

-

Liga Rumana
Gaz Metan M. GMM

-

FC Botosani BOT

-

Universitatea Craiova UCR

-

Steaua STE

-

Liga Turca
Caykur Rizespor RIZ

-

Konyaspor KON

-

Ankaragücü ANK

-

Yeni Malatyaspor YEN

-

Alanyaspor ANY

-

Antalyaspor NTL

-

Göztepe GÖZ

-

Besiktas BES

-

Liga Endesa ACB
Joventut JOV

-

Gipuzkoa B. GBC

-

Zaragoza ZAR

-

Fuenlabrada FUE

-

Baskonia BAS

-

Murcia MUR

-

NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

132

Brooklyn Nets BKN

112

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

113

Toronto Raptors TOR

117

FINALIZADO
New York Knicks NYK

101

Boston Celtics BOS

103

FINALIZADO
Philadelphia 76ers PHI

116

Orlando Magic ORL

115

FINALIZADO
Miami Heat MIA

112

Charlotte Hornets CHA

113

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

116

Detroit Pistons DET

118

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

140

Minnesota Timberwolves MIN

136

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

119

Phoenix Suns PHX

91

FINALIZADO
Portland Trail Blazers POR

121

San Antonio Spurs SAS

108

FINALIZADO
Los Angeles Lakers LAL

115

Houston Rockets HOU

124

Final WTA World Tour
EN JUEGO
Petra Kvitova Petra Kvitova
3 1
Elina Svitolina Elina Svitolina
6 1
Caroline Wozniacki Caroline Wozniacki
-
Karolina Pliskova Karolina Pliskova
-
Liga Griega
Levadiakos FC LEV

-

Xanthi XAN

-

Aris ARI

-

PAOK PAO

-

OFI Creta CRE

-

Olympiacos OLY

-

Liga Uruguaya - Clausura
Atlético Fénix FEN

-

Club Atlético Atenas CLA

-

Rampla Juniors RAM

-

Danubio DAN

-

Racing de Montevideo RAM

-

Liverpool F.C LIV

-

Progreso

-

Boston River BRI

-

Club River Plate RIV

-

Montevideo Wanderers FC MOW

-

Torque TOR

-

Cerro CER

-

Defensor Sporting DEF

-

El Tanque Sisley TAN

-

Liga Venezolana - Clausura
Estudiantes de Mérida ETM

-

Atlético Venezuela VEN

-

Metropolitanos MET

-

Monagas MON

-

Trujillanos TRU

-

Estudiantes de Caracas ECA

-

Academia Puerto Cabello APC

-

Deportivo Táchira DTA

-

Deportivo Anzoátegui ANZ

-

Deportivo Lara GLA

-

Portuguesa F.C POR

-

Carabobo Fútbol Club CAR

-

Mineros de Guayana MIN

-

Deportivo La Guaira LGU

-

Caracas Fútbol Club CAR

-

Zamora F.C ZAM

-

Aragua ARA

-

Zulia ZUL

-

ATP Amberes
Kyle Edmund EDM
-
Gael Monfils MON
-
Liga Iberdrola
EN JUEGO
Real Betis Féminas BET

0

Athletic Club Femenino ATH

0

EN JUEGO
EDF Logroño Femenino EDF

0

Málaga Femenino MAL

1

EN JUEGO
Espanyol Femenino ESP

0

Granadilla Femenino GRA

0

EN JUEGO
Real Sociedad Femenino RSO

0

Levante Femenino LEV

0

Sporting de Huelva Femenino HUE

-

Barcelona Femenino FCB

-

Atlético de Madrid Femenino ATM

-

Madrid Femenino MAD

-

ATP Moscú
Adrian Mannarino MAN
-
Karen Khachanov KHA
-
ATP Estocolmo
Ernests Gulbis GUL
-
Stefanos Tsitsipas TSI
-

MÓNACO 1 - ATLÉTICO 2

De cabeza a por la Champions

El equipo de Simeone cumplió en Champions con una remontada de mérito ante el Mónaco. Diego Costa y Giménez voltearon el gol de Grandsir.

Madrid

La mesa estaba dispuesta en el Louis II. A las 21:00 en punto se servía la cena. Y el Atleti salió a comérsela de un bocado, Griezmann el primero. Se apagó la música, the Champioooons, y apareció el anfitrión, Mónaco, rascando. Se presentaría el Atleti con gol, segundo 30, pero lo anuló el árbitro por una falta que sólo él vería. Tardaría el Atleti en poner su vajilla buena en la mesa.

Simeone, en su último partido de castigo, oteaba desde un baloncito-set-de-tele: su hombre del principio fue Grizi. Siete minutos bastaron para demostrar que se le fue el verano, que pasó, que está ya listo: sacó el foco entre líneas y a jugar. Dos veces intentó, en ese inicio, que el balón llegase a Costa, ya enviándoselo directo, ya pasándolo por Lucas, pero uno el de Lagarto lo cruzó demasiado al final y otro lo repelió un rival; ciego seguía si miraba a portería. El peligro del Mónaco, salvo un tiro lejano de Tielemans, era el de un lindo gatito. Pero asomó el Tigre y al Atleti, en una jugada, se le llenó el cielo del Louis II de las nubes de LaLiga. Falcao pedía su sitio a la mesa.

La jugada fue de instinto, propia de un depredador. Intuyó adónde iría Saúl, que buscaba controlar con el pecho y sin sentir su aliento detrás: le robó el balón, lo envió al área. Tras varios rebotes y un barullo, la pelota terminó en Grandsir, que hizo el gol. Y aparecieron las nubes. Durante diez minutos, el Mónaco pareció cortar con tijera el centro del campo del Atleti y su defensa, perdidos los rojiblancos, sobrepasados, desconectados. Pero antes de que Griezmann volviera a acodarse en el sitio que Falcao le había quitado, haría Oblak su parada imposible de cada partido, ésta ante Aholou. Ya podía aparecer Griezmann. Sería siete minutos más tarde.

Le bastó un toque delicioso de ese pincel que tiene en la bota para dejar solo a Costa ante Benaglio. Despertó la Bestia, adiós ceguera, gol. El Atleti orilló en la mesa a un Mónaco todo espacios frente a un triángulo. Rodrigo, Koke y Saúl. Intercambiaron los últimos sus puestos para que Koke en el centro encontrara el reloj. Y también el guante que tiene por pie. Fue de un córner, tras una carrera tuya y mía, Grizi-Correa, que casi acaba en gol. Y lo fue, sólo que un minuto más tarde del despeje de Benaglio: lo que tardó Koke en enviar ese balón al corazón del área para que volara el corpachón de Giménez sobre todos los demás y enviara el balón a la red de un cabezazo.

En un Louis II desangelado, una parte de la grada cubierta de lona, otra vacía, sólo se oyó un rugido: el de los 70 rojiblancos en Mónaco, viendo el partido, que se golpeaban en el pecho el escudo sobre el corazón. Ahí está Giménez, ahí se siente, representa. Había pasado diez minutos malos pero el Atleti ya elegía solo menú. Lo único seguro eran las patatas, otra cosa difícil de germinar sobre esa hierba.

La segunda parte se haría bola. Al juego, lejos de las áreas y pesado, le faltaba sustancia, como si estuvieran los equipos instalados en una conversación de ascensor. El Atleti regresó lento, el 1-2 ya llenaba el estómago, y el Mónaco era equipo sin sal. Falcao intentó agitarlo, tratando de convertir los besos y abrazos del túnel con Godín y Juanfran en zarpazos, pero su equipo es más individualidades que juego colectivo; ni cosquillas hizo, mucho menos arañazos o sangre.

La voz de Simeone sobrevolaba ese Louis II desangelado como el sonido de una grulla, “Lucaaaaas”, “Koooke”, mientras su equipo daba pasos atrás para acelerar el tiempo y que acabara ya este encuentro. Apretaría el Mónaco con un arreón final que resistió el Atleti sostenido en una cabeza, la de antes, la de Giménez, de acero inoxidable es. Cuando el árbitro pitó el final no había nubes sobre esa mesa en Mónaco que es sólo aperitivo del plato final. Ese del 1 de junio, el Atleti pone la casa. Está aún lejos, pero este equipo, y Griezmann, están ya en camino.

0 Comentarios

Mostrar