LEGANÉS

El Leganés tiene 7 razones para sonreír tras la pretemporada

Los jugadores del Leganés celebran un gol.

ALFONSO REYES

DIARIO AS

Los pepineros, de la mano de Pellegrino, han terminado invictos la pretemporada. Entre los motivos para el optimismo, una pegada notable o las buenas sensaciones de los fichajes.

La claqueta de la última escena sonó a cañonazo. Así cerró el Leganés ante el Rayo Vallecano la película de la pretemporada el pasado sábado. Con goles. Con pólvora. Con Guido Carrillo. Frente a los franjirrojos, en el Villa de Leganés, el argentino hizo restallar su dinamita dos veces. Sus dos goles ratificaron que el ‘9’ es una de las sensaciones de este verano que ya se ha terminado en lo que a las pruebas se refiere. Por delante ya sólo queda lo bueno. La competición. La Liga. Pero antes, las conclusiones y la digestión de los seis partidos precedentes.

La era Mauricio Pellegrino se ha iniciado con buen pie. Ni una derrota en esta preparación estival. Tres victorias y tres empaten con doce goles a favor y cuatro en contra. Y todos ante rivales que no bajaban de Segunda División. Los guarismos invitan al optimismo. Pero los resultados son sólo la superficie de un tiempo (la pretemporada) en la que, dicen los entrenadores, lo que realmente importan es más profundo: las sensaciones, las pruebas de pizarra, o el ímpetu de los jugadores, por ejemplo.

Ahí también respira alegría el Leganés. Lo hace aferrado a siete señales para soñar con permanecer otra temporada más en Primera. El objetivo que, de nuevo, repetirán los pepineros esta temporada. Eso siempre y cuando el rendimiento no invite a cotas más altas. Porque en Butarque, los sueños (dice el eslogan pepinero) se cumplen.

Más pegada

Si algo ha demostrado este Leganés es que tiene pegada. Carrillo la representa. Es el ‘9’ de este equipo. Ariete en el sentido más cañonero de la expresión. Ha marcado cinco goles. Y alguno más que pudo caer. Animal de área, va bien por arriba, pero no desdeña el juego por abajo. Sabe combinar y en la meta tiene su razón de vida. Sólo piensa en goles. Respira goles.

Pero no es el único jugador cargado de peligro de este Lega. Ojeda se ha convertido en un vicepichichi inesperado. El canario ha sumado tres goles. El Zhar ha sumado dos. También han mojado Avilés y Ezequiel. Doce dianas, dos más que el máximo que había logrado el Leganés en sus pretemporadas en primera.

Señales de optimismos a los que unir el repertorio ofensivo de un bloque que cuenta también con Michael Santos, Rolan, Arnáiz, Óscar Rodríguez…

Defensa sólida

Pero que el Leganés haya mostrado pegada no implica que no sea un equipo de sólida defensa. Acostumbrados a mostrarse vibrante en la zaga de la mano de Garitano, Pellegrino ha dado una evolución al modus operandi de la retaguardia blanquiazul. La posesión ha pasado a ser una fórmula de protección, con ayudas constantes y sin repudiar la acumulación de hombres, como se vio en Atenas ante Olympiacos. El argentino mantiene la fórmula de la presión alta como mecanismo para evitar los envites de los contrarios. A ello hay que unir las actuaciones de los porteros blanquiazules. Tanto Cuéllar como Serantes han rozado un buen nivel.

Respuesta de los fichajes

Son muchos los refuerzos que ha tenido el Leganés este verano. Algunos (Arnáiz, Óscar…) llegan directamente para competir en Liga. Pero los que se han testado en pretemporada han dado un nivel excelso. Carrillo y Ojeda, antes citados, son buena muestra de ellos. Su rendimiento se mide con datos. Pero también con sensaciones. Ninguno de los refuerzos ha estado por debajo de lo previsto. Ha habido incluso sorpresas llamativas, como el caso de Facundo García, una de las revelaciones del verano.

Chispazos de cantera

La cantera del Leganés ha nutrido tradicionalmente al primer equipo de muchas de sus referencias históricas. Sucede que, con el filial en Tercera, el salto resulta complejo. Este verano, sin embargo, uno de sus integrantes ha dado chispazos de calidad. Literal. Porque Javier Avilés es eléctrico. Un extremo resolutivo que incluso ha llamado la atención del mismo Pellegrino. “Es [un futbolista] interesante. Le he pedido al club que se quede con nosotros. Si no puede tener minutos, los tendrá con el filial. Queremos hacerlo cada vez más competente. Esa es nuestra ilusión”, dijo de él recientemente el argentino en una entrevista en la SER. Otros jugadores del filial como

Mejoras de los veteranos

No sólo los nuevos están dando la talla. También los veteranos. Llamativa y destacada ha sido la pretemporada de Rubén Pérez, cedido los dos últimos cursos por el Granada y fichado en propiedad este verano. Desde el mediocentro ha controlado el timón del Leganés. Junto a él, ha destacado Ezequiel Muñoz (libre de lesiones, su pretemporada ha sido brillante) o Dimitris Siovas (jamás ha bajado el pistón desde que firmó en enero de 2017).

Junto a ellos, Raúl García ha demostrado que puede ser el dueño del lateral izquierdo o El Zhar que el extremo diestro sigue siendo una pista circense en la que desempolvar trucos de magia a toda velocidad. Gumbau o Bustinza han sido otros de los veteranos que han rozado buen nivel.

Fichajes por llegar…

A todo esto, la plantilla del Leganés sigue sin cerrarse. El club, pese al gran esfuerzo hecho hasta la fecha, insiste en querer mejorar un plantel que podría sumar más nombres de relumbrón con varios puestos pendientes, como el de la portería o el del mediocampo, ambos pendientes de las posibles salidas de Cuéllar y Gabriel Pires.

… y ‘fichajes’ que ya están

Además de los traspasos que llegarán, el Leganés espera con ganas la incorporación de Alexander Szymanowski. El capitán blanquiazul y máximo goleador de la primera temporada del Leganés en Primera, está en proceso de puesta a punto tras sufrir problemas musculares que le obligaron a pasar por quirófano. Cuando lo haga, cuando vuelva, será un ‘refuerzo’ relevante en lo futbolístico y lo anímico. El argentino es, para afición y plantilla, uno de los futbolistas más carismáticos de todo Butarque.

0 Comentarios

Normas Mostrar