REAL MADRID

Sin galácticos a la vista

En una semana Florentino recibió el 'no' de Mbappé y Neymar, las joyas más preciadas del mercado. A eso se añade el adiós de Zidane y Cristiano, los buques insignia...

0

Neymar se cae de la lista de la compra del Madrid. La estrella brasileña se autodescartó durante una gala benéfica que celebró su fundación en Sao Paulo: “Me quedo en París”. Un discurso medido y replicado en dos ocasiones. Primero en una entrevista en Fox Sports y luego en un aparte con el resto de medios. “Tengo contrato y quiero triunfar en el PSG”, dijo en ambas intervenciones. El otro galáctico, junto a Mbappé, que había en el mercado y se ha quitado de enmedio...

Esas palabras de Neymar eran el cierre a la estrategia que había establecido con su padre, Neymar Senior, y con Al Khelaifi, presidente del PSG y el invitado más sonriente en la fiesta. El dirigente qatarí llevaba varios días perfilando la continuidad del fichaje más caro de la historia y se vuelve de Brasil dándole un portazo a las dos grandes aspiraciones del Madrid.

En la misma semana, Al Khelaifi primero se aseguró la fidelidad de Mbappé, convertido en el abanderado de Francia. “Soy feliz y me quedo al cien por cien en el PSG”, confirmó la joven joya hace seis días. El mandatario del club parisino se movió rápido para limar una posible lucha de egos, avanzó los puentes a una próxima mejora de salario de Neymar (pasará de 37M€ a 45M€, el sueldo que percibe Messi) y el brasileño cumplió ayer con su parte en la escenificación de que habrá buen rollo: “Mbappé es un fenómeno, estoy feliz de que haya ganado el Mundial”.

El diez brasileño compartirá galones con el nuevo D’Artagnan del fútbol galo. Una entente cordial bajo un nuevo entrenador (Thomas Tuchel) y con refuerzos de veteranía (Buffon) pensando en no volver a fallar en la Champions. “La próxima temporada habrá éxitos, me fui a París porque era un desafío, para triunfar y por la búsqueda de objetivos, no ha cambiado nada en mi cabeza”, anunciaba Neymar.

Kylian Mbappé es un icono en París tras ganar el Mundial.

Al Khelaifi ya le había dicho a Florentino personalmente que Mbappé y Neymar eran intocables y el Madrid no ha podido ni estirar el verano buscando algún resquicio. Neymar era una opción blanca si temía verse a la sombra, como le pasó con Messi, de otra gran estrella. Pero ese ‘Liberté, Fraternité, Mbappé’ que ondea por todo París no parece molestarle. En su gala benéfica, Neymar apareció cariñoso con el PSG. “Lo de que podía irme eran especulaciones, sé por qué me fui a París y nada es distinto ahora”, insistió el atacante.

 

Neymar, de capa caída...

Neymar cerró el culebrón sobre su futuro dentro de un plan para recuperar su imagen. En la gala de su fundación, donde cantó, tocó la guitarra y sorteó una ‘cita’ con Gisele Bündchen, recaudó 2,9 millones de euros para causas benéficas, todo tres días después de que el diario Estado do Sao Paulo revelase que Neymar Senior había convocado un gabinete de crisis con sus asesores. Le preocupaba el torrente de críticas a su hijo y las acusaciones de que simula en exceso. “No es un ejemplo para los niños”, se quejó Osorio tras el Brasil-México. “Sea humilde, Neymar”, le recomendaba ayer un columnista del Correio. Sin ir más lejos, la consultoría brasileña Pluri estima que la imagen de marca de Neymar ha perdido un 11 por ciento de su valor tras su paso por Rusia.

Neymar finiquita, por este verano, el capítulo del Madrid justo cuando Florentino le abrió de par en par el Bernabéu en la última gala del Balón de Oro. “Tendría más opciones de ganarlo en el Madrid”, fue el mensaje público del presidente madridista, para enfado de Cristiano. Un verano en el que el que ya no hay galácticos a la vista, Zidane, el entrenador-símbolo de los últimos años, decidió dejarlo y el siete se fue a Turín... Un panorama en el que Lopetegui pide fichajes y de momento sólo ha recibido para el frente de ataque a Vinicius...