ESPANYOL

El Espanyol de Rubi, en capilla

Expectación entre el debut del nuevo técnico del Espanyol, de Borja Iglesias y las pruebas con el VAR. Ante el Olot participarán todos los disponibles.

0
El Espanyol de Rubi, en capilla
Twitter: @BorjaIglesias9

"Llegamos sin piernas”, suspiraba un futbolista. “Hoy hemos sufrido como animales”, comentaba otro peso pesado de la plantilla, ayer, a la llegada del hotel de concentración, en La Vall d’en Bas, tras una sesión de entrenamiento tan exigente que, al menos en el plano físico, permitirá que el estreno futbolístico del Espanyol de Rubi, hoy a las 19:30 en el Municipal de Olot, resulte más llevadero.

Los jugadores pericos han abrazado desde hace ocho días las tierras de La Garrotxa, con 14 sesiones (incluida la prevista para esta mañana), culminadas con carreras continuas y series de subidas y bajadas ayer por la Serra del Corb, pasando por la coqueta Iglesia de Sant Martí del Corb. Toda una metáfora de lo que acaba sucediendo en cualquier temporada que se precie: altibajos y mucho esfuerzo.

La intensidad de los entrenamientos, las pruebas de sistemas (se han alternado, principalmente, el 4-4-2 y el 4-3-3) y el incansable trabajo de sala entre vídeos y charlas individualizadas da paso hoy al balón puro y duro, por mucho que se lo toman cuerpo técnico y plantilla como una sesión más para acabar la estadía.

Lo que da empaque al amistoso ante el Olot, de Segunda B, son las novedades. Principalmente, dos: Rubi y Borja Iglesias, el único fichaje en lo que va de verano. También los canteranos recién ascendidos: Gonzalo Ávila ‘Pipa’, Álex López y Javi Puado. Asimismo, reviste interés el reencuentro con Roberto Jiménez, Hernán Pérez y Álvaro Vázquez, quienes vuelven tras sus respectivas cesiones. El nuevo entrenador rotará para que todos los jugadores disponibles puedan tener minutos.

En realidad, existe una tercera novedad en el primer amistoso de la era Rubi: el VAR. El nuevo sistema de vídeoarbitraje se pondrá a prueba, igual que los equipos, esta tarde en el Municipal de Olot. Tras su protagonismo en el Mundial, la tecnología se experimenta en un estadio con capacidad para 6.000 espectadores.

Héctor, Blázquez, Mas, Nierga... Expericos en el Olot

El anfitrión del partido de esta tarde es un Olot que tiene aroma perico. No tanto, eso sí, como en la visita de hace un año, en que los técnicos eran Martín Posse y Pablo Rotchen. Sin embargo, sí siguen varios futbolistas con pasado perico en la plantilla gerundense.

Uno de los jugadores insignia del conjunto de La Garrotxa es Héctor Simón, uno de los canteranos del Espanyol más queridos en lo que va de siglo, a quien precisamente Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ dirigió en el filial. Junto a él, repiten en el Olot exblanquiazules como Albert Blázquez y Marc Mas. Y este verano, además, se ha incorporado como fichaje Marc Nierga, que es natural de la capital de La Garrotxa y que regresa a su municipio tras varias temporadas en el Lleida, y de anotar 38 goles en 171 en Segunda B.

El Olot, que se mantiene en la categoría de bronce, será curiosamente el primer rival del Espanyol B en la Copa Catalunya, que se disputará dentro de únicamente diez días.

El Zenit, interesado en Hermoso

Según el periodista italiano Gianluca di Marzio, especializado en asuntos de mercado, a Mario Hermoso le habría surgido un poderoso pretendiente: nada menos que el Zenit de San Petersburgo, que estaría dispuesto a hacerse con sus servicios.

El club, controlado por Gazprom, tiene fuerza económica suficiente pero deportivamente este curso ha quedado fuera de la Liga de Campeones. Cabe recordar que, en caso de venta, Espanyol y Real Madrid se repartirían al 50 por ciento la cantidad recaudada por el central.

Según el periodista italiano Gianluca di Marzio, especializado en asuntos de mercado, a Mario Hermoso le habría surgido un poderoso pretendiente: nada menos que el Zenit de San Petersburgo, que estaría dispuesto a hacerse con sus servicios.

El club, controlado por Gazprom, tiene fuerza económica suficiente pero deportivamente este curso ha quedado fuera de la Liga de Campeones. Cabe recordar que, en caso de venta, Espanyol y Real Madrid se repartirían al 50 por ciento la cantidad recaudada por el central.