GRUPO B | ESPAÑA-MARRUECOS

Iniesta, cuidados intensivos

Desde la Eurocopa 2016, ha jugado cuatro partidos enteros de los 22 de la Selección, dos este año. En el Barça completó este año cuatro veces los 90’. Hoy podría ser reservado

España afronta este lunes el tercer partido de la fase de grupos del Mundial ante Marruecos con la duda de si Iniesta estará en el once o no. Y no se trata de una cuestión de pérdida de confianza en el rendimiento del manchego. Para Hierro, como antes lo fue para Lopetegui, Del Bosque o Luis Aragonés, es fijo y sigue habiendo fe en que de nuevo vuelva a ser determinante. Por ese mismo motivo, la táctica a seguir con él en Rusia, dosificando sus apariciones, podría ser similar a la que ha llevado con maestría Ernesto Valverde en el Barça. Dedicarle cuidados intensivos para extraerle lo mejor en los momentos claves.

Iniesta tiene ya 34 años y él mismo ha reconocido que sus mejores días, en los que podía encadenar con garantías un partido cada tres días, ya han pasado. De ahí que haya decidido abandonar el Barça para jugar en Japón con otras exigencias bien diferentes. Para tomar la decisión, el centrocampista se ha basado en las sensaciones que tenía actualmente para seguir rindiendo al máximo nivel durante tantos partidos (el Barça ha jugado esta temporada 59), pero seguro que tampoco desconoce las estadísticas que avalan el paso dado. En la Selección, Iniesta sólo ha podido jugar cuatro partidos completos desde la Eurocopa de 2016. Y de ellos, sólo dos han sido en el último año. En los tiempos de plenitud con La Roja (entre 2008 y 2010), Iniesta llegó a jugar 13 partidos completos.

Jugó 90 minutos ante Italia (1-1) el 6 de octubre de 2016 en la fase de clasificación para este Mundial. El 11 de junio de 2017 volvió a repetir en Macedonia (1-2). El 5 de septiembre también lo hizo en una plácida noche en Liechtenstein (0-8). Y la última vez que jugó de cabo a rabo fue antes de viajar a Rusia en el amistoso ante Túnez (0-1). Ante Portugal e Irán en este último campeonato ha sido titular, pero en ambos acabó siendo sustituido.

Pese a que se han dosificado sus apariciones, la confianza en Iniesta no ha menguado. De los 22 partidos que ha disputado la Selección desde la Eurocopa de Francia, se perdió seis por lesión, pero en los otros 16 siempre fue titular. Su papel en los días clave sigue siendo incuestionable, algo que en el Barça también le ha sucedido. Esta última temporada Iniesta sólo ha disputado cuatro partidos completos de los 44 en los que ha estado disponible. Jugó ante el Chelsea en la Champions (1-1) con una aportación decisiva en Londres y disputó el partido entero contra el Málaga (2-0), Alavés (2-1) y el Espanyol (1-1). Sus apariciones han ido a menos ya que la temporada anterior, la 2016-17 fue capaz de completar hasta 12 encuentros.

Iniesta podría estar disputando su último campeonato con España. De cumplirse los objetivos, en el mejor de los casos, le quedarían cinco partidos de rojo. Teniendo en cuenta que ha venido jugando un encuentro entero de cada cuatro, lo más normal es que hoy descanse. Veremos. Podría ser una oportunidad para Thiago y una bendición para Marruecos.