Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

GRUPO F | ALEMANIA | KROOS

"En Alemania muchos se hubieran alegrado si nos hubieran echado"

"En Alemania muchos se hubieran alegrado si nos hubieran echado"

MICHAEL DALDER

REUTERS

Kroos explotó tras la victoria ante Suecia: “El primer gol fue culpa mía. Pero después hay que tenerlos bien puestos para jugar así en la segunda mitad".

Toni Kroos acostumbra a ser una persona tranquila, meditada, es decir, alemana. Pero al término del encuentro ante Suecia le pudo la rabia. Acababa de salvar a su selección con un auténtico golazo en el descuento, pero en vez de sonreír y festejar la gesta que mantuvo a la campeona viva en Rusia, el astro del Real Madrid se puso de rodillas y empezó a darle puñetazos al césped. Una y otra vez. Instantes después, cuando los primeros micros se acercaban a él para entrevistar al héroe alemán, Kroos explicó por qué le pudo la rabia. "Tuve la sensación de que mucha gente en Alemania se hubiera alegrado si hubiéramos quedado eliminados", dijo el astro madridista y añadió: "No se lo pondremos tan fácil".

Kroos, portada de prácticamente todos los diarios alemanes que no tardaron en rendirse ante sus botas, se refirió a los días tras la derrota inicial ante México. El equipo dirigido por Joachim Löw fue duramente criticado por parte de numerosos expertos y exjugadores como Lothar Matthäus o Stefan Effenberg, quienes lanzaron varios dardos al seleccionador por el once, a Özil y Gündogan por sus fotos con el presidente turco Erdogan y al equipo por su actuación. "Sabemos que contamos con muchos aficionados en Alemania, pero no recibimos más ayuda“, explicó Kroos. “Tengo la sensación de que la gente se divierte más hablando mal sobre nosotros y analizando nuestros errores que al revés“, sentenció.

Él no se dejó influenciar por las malas lenguas. Tampoco por los errores que cometió a lo largo del encuentro, de los cuales uno terminó en el tanto para el combinado sueco que puso contra las cuerdas a la campeona. Kroos siguió a lo suyo. “Está claro que el primer gol fue culpa mía“, admitió el mediocentro teutón. “Pero después hay que tenerlos bien puestos para jugar así en la segunda mitad. Este tipo de victorias puede provocar algo en todos nosotros que nos sirva como impulso para lo que queda de campeonato“, finalizó. La mejor muestra fue la reacción de Timo Werner, quien desveló haber estado a punto de llorar cuando vio que el balón de Kroos había reventado en la escuadra sueca. O Marco Reus, que le animó. “Le dije que le pegara a puerta“, resumió el astro del Dortmund. Y Kroos le pegó.

0 Comentarios

Normas Mostrar