Temas del día Más temas

GRUPO B | ESPAÑA

Hierro rompe con Lopetegui y se va al método Del Bosque

España recupera los hábitos que tuvo con el excampeón. Hierro enfrenta a la defensa titular con el ataque titular antes del partido.

España ha recuperado con Hierro algunos de los hábitos que tuvo en la etapa de Vicente del Bosque, con quien el actual seleccionador aprendió el oficio. Se mantienen algunas normas de Lopetegui, pero la fórmula de Hierro se parece mucho más a la de su maestro en el Real Madrid y en la Selección, como no podía ser de otra forma.

El truco con las alineaciones. Del Bosque solía probar la alineación titular la víspera de los partidos. Su fórmula era hacer un partido entre dos equipos y enfrentar a la defensa titular contra los centrocampistas y los delanteros titulares. Así lo hizo Hierro también el día antes del partido contra Irán, cuando entrenó con Lucas Vázquez y Carvajal en el equipo de Busquets, Iniesta, Silva y Diego Costa frente a otro en el que estaban de defensas Ramos, Piqué y Jordi Alba.

Los cambios, en torno al minuto 70. Los cambios de Hierro llegan en torno al minuto 70. Del Bosque tenía la misma costumbre. El exseleccionador, salvo causa de necesidad o fuerza mayor (lesión o jugadores apercibidos con riesgo de suspensión por tarjetas) no era partidario de tocar el equipo inicial hasta bien superada la hora de partido. En los encuentros con posibilidad de prórroga solía guardarse un cambio, pero eso puede cambiar ahora al haber aprobado la FIFA el cuarto cambio en las prórrogas, que llegarán tras la fase de grupos.

El peto blanco, comodín. Algunos ejercicios de entrenamiento que no se veían con Lopetegui, o que se realizaban de otra manera, han vuelto a la Selección. Sobre todo los de presión, con un jugador ‘comodín’ que se identifica porque lleva un peto blanco, que generalmente es Busquets, y un máximo de dos toques para el grupo que tiene el balón. Este ensayo se ha visto de nuevo en Krasnodar bajo las órdenes de Fernando Hierro después de casi dos años.

Charlas de fútbol con los veteranos. Hierro, como su maestro, no es partidario de dar largas charlas a sus jugadores, sino de hablar con ellos aprovechando los tiempos muertos en los hoteles o las sobremesas. Es en esas charlas informales donde el técnico toma el pulso al grupo. No pierde la ocasión de acercarse a la mesa de los capitanes a tomar un café y habla con los veteranos de fútbol. No es autogestión, sino gestión compartida con los internacionales. Hierro escucha a Ramos, Piqué, Busquets, Iniesta y Silva y luego toma las decisiones que le competen como seleccionador.

Las mesas, con Madrid y Barça juntos. El reparto de las mesas para almuerzos y cenas puede parecer una cuestión baladí, pero es algo en lo que Hierro, que bebió en la misma escuela que Del Bosque, la del Real Madrid, no pasa por alto. Deja que sean los futbolistas los que elijan mesa, pero también anima a que haya rotaciones y no se enquisten los grupos.

Mensajeros para el vestuario. El seleccionador, como hacia su maestro, procura entrar lo menos posible al vestuario de los jugadores. Hierro utiliza para enviar los mensajes a su gente de más confianza, sobre todo al fisioterapeuta Pedro Chueca, que era parte del núcleo duro de su vestuario en el Real Madrid, aún en su etapa como jugador.

Una victoria, igual a día o día y medio libre. Los días de descanso también se inspiran en la fórmula de Del Bosque, que solía dar libre una jornada o jornada y media después de cada victoria en Mundiales y Eurocopas. Así lo hizo Hierro tras el triunfo frente a Irán y así lo hará si España se clasifica para la fase eliminatoria.

0 Comentarios

Mostrar