REAL MADRID

Los beneficiados por la llegada de Lopetegui: Bale, Isco...

El fichaje del técnico le ha cambiado el aire a varios de sus jugadores en el Madrid y ha contentado a otros muchos, que verán reforzado su estatus.

Ha llegado un nuevo Madrid, y lo ha hecho con Lopetegui al frente, director de un proyecto que echó a andar dos semanas atrás. Su sorprendente fichaje, en junio, que debió de tener diferente calado en el vestuario blanco, le ha dado la vuelta al calcetín de seis de sus nuevos jugadores y, además, habrá contentado a muchos otros, en su mayoría españoles.

Isco

El caminar de Isco en el Madrid lo marcan los vaivenes, sus continuas salidas y entradas de los onces. 'Magia' siempre ha sido clave en los éxitos de este lustro histórico, pero también siempre ha echado en falta un papel más predominante. En algunos de sus momentos más delicados en este tiempo, Lopetegui le mantuvo en sus convocatorias con España, apostando por él y ofreciéndole una vía de escape a su rutina de club. Nunca olvidó el técnico cuánto le impresionó y cuánto le dio Isco en 2013, cuando conquistaron Europa con la Sub-21. Desde su llegada a la Selección, le fue dotando de galones hasta, sin nombrarlo, designarle sucesor de Iniesta. La respuesta, inmejorable: con él, sólo Silva participó en más goles con La Roja desde Francia 2016. Así que en este Madrid, como ha contado As, va a ser cabeza de cartel, dejando en un segundo plano el posible fichaje de Hazard, que por su alto coste y la confianza en el malagueño ya no interesa tanto.

Asensio

De igual modo, el belga seduce menos por la proyección sin límite que se advierte en Asensio. Con él hizo Lopetegui un movimiento trascendental para su historia y quién sabe si para la historia del fútbol español, provocando su debut en septiembre de 2016. Desde entonces le fue dando entrada, cocinándole a fuego lento pero sin miedo a pasarle responsabilidad, como en el España-Italia del Bernabéu, cuando estaba en juego la clasificación directa para el Mundial y empezó de titular. "Me preocupa que jueguen poco", dijo en enero sobre él e Isco, señal de la consideración que tiene por ellos. Con Zidane, Marco aparecía y desaparecía, algo que le inquietaba, pero ahora Lopetegui tiene mando directo sobre el balear y su pretensión es ascenderle de rango, que ningún refuerzo le cohíba.

Bale

Bale ha vivido en los últimos meses un giro de 180 grados. No sólo es que estuviera sentenciado, sino que al galés le encantaba la idea de que así fuese porque su deseo era salir sí o sí. Pero la marcha de Cristiano y la apuesta del club por él, respaldada por Lopetegui, le han convertido en jugador franquicia.

Vallejo

También ha creído Lopetegui en Vallejo, pese a que el central no había podido exhibir su mejor nivel con regularidad por las lesiones. Y lo demostró por partida doble: primero, incluyéndole en la lista de meritorios para el Mundial; después, metiéndole en la expedición hacia Krasnodar aun sin haber entrado en la lista final. El central sorprendió a Julen, que le premió así y ahora le dirige en el Madrid, descartando la idea de fichar a alguien para el centro de la defensa, ya no contemplada.

Ceballos y Llorente

Ni Ceballos ni Llorente vivieron un año fácil en su primera temporada en el Bernabéu, al que llegaron como símbolos de juventud e ilusión para luego quedarse con las ganas: nadie jugó menos que el primero (899 minutos) y Llorente (1.063) sólo contó con más oportunidades que tres de sus compañeros. Sin embargo, Lopetegui les ha pintado un nuevo horizonte: como explicó As, ya ha hablado con ellos para mostrarles su confianza y le ha pedido al Madrid que no acepte las ofertas que lleguen por ellos. De repente ha cambiado todo, porque el andaluz era uno de los candidatos a salir cedido y el canterano estaba decidido a despedirse de la que ha sido su casa desde que era un niño. La pretemporada, su gran oportunidad.

No menos de siete reforzados

También hay un cupo importante de madridistas cuyo futuro y estabilidad no se entendían decisivamente condicionados al nuevo entrenador, pero a los que la elección de Lopetegui refuerza. No estaban ni mucho menos a disgusto con Zidane, pero con Julen pueden seguir tranquilos.

Por ejemplo, Sergio Ramos, Casemiro y Carvajal. Al primero se le señaló como patrocinador interno de la candidatura de Julen y los elogios entre ambos han sido de ida y vuelta; en la carrera del segundo guarda un papel decisivo Lopetegui, que le pidió en la 14-15 para el Oporto, cuando aún era un futbolista por pulir, y le rodó con 3.255 minutos para devolver al Bernabéu un insustituible para una década; sobre la fe del técnico en el tercero, que también estuvo a sus órdenes en Israel 2013, quedó todo dicho con la inclusión del lateral en la lista definitiva de 23 para Rusia pese a la lesión; no extraña que el de Leganés, en un test en El Transistor, respondiese "Julen Lopetegui" al ser preguntado por el mejor entrenador que había tenido en su vida.

Además, aquí aparecen Lucas y Nacho. Al gallego, como en el Madrid, nadie le ha regalado nada en la Selección, en la que Lopetegui, entre tantos jugones, supo valorar su progresión durante la temporada y recuperarle para la causa, la gran causa, a tres meses del Mundial. Y Lucas cumplió, ofreciéndole a Julen todo lo que es: ilusión, trabajo, atrevimiento, verticalidad y polivalencia. El madrileño, siempre ahí, de chico para todo en el Madrid, acabó la temporada como el décimo jugador blanco con más minutos y fue el undécimo más utilizado por Lopetegui, con el que ya coincidió en el Europeo Sub-21 de 2013 y al que hizo debutar en el Castilla en la 08-09. Tampoco hay que olvidar, entre otros, a Benzema, siempre protegido por ZZ y, con el cambio de guardia en el banquillo, mimado por Julen; o a Odriozola, un fichaje que ha recibido con agrado, pese a no haberlo decidido él, el guipuzcoano, que le convocó para Rusia en detrimento, por ejemplo, de Sergi Roberto.

0 Comentarios

Normas Mostrar