SEGUNDA B

Un árbitro acusa a la presidenta del Pontevedra de gritarle y de encararse con él; ella lo niega

Enrique Lopez, Carrilero, Felipe Coello, Jose Ballesta, Guadalupe Murillo, Raul Moro

Pascu Mendez

DIARIO AS

Guadalupe Murillo dice que fue una simple pregunta sobre un penalti: "Me equivoqué al bajar al túnel de vestuarios pero no admito que se me trate como una hooligan".
Segunda B y Tercera: sorteo del playoff de ascenso

El colegiado asturiano Jaime Ruiz Álvarez ha reflejado en el acta del Pontevedra-Adarve que, Guadalupe Morillas, presidenta del club gallego, le protesto por un posible penalti, se encaró con él y le dijo los siguientes términos: "¡Por qué no pitas el penalti, me puedes explicar como no lo has visto!".

El árbitro también explica en el acta que Morillas le grito en varias ocasiones y tuvo que ser separada por personal del club. La presidenta del Pontevedra se quejó por un posible penalti en el minuto 93. En la polémica jugada, Parra, portero del Adarve, despejó un disparo e Iván Martín recogió el rechace y fue derribado por el meta del equipo madrileño.

El acta del Pontevedra-Adarve

"La presidenta del Pontevedra CF SAD, Guadalupe Murillo Solis, identificada como tal por un miembro de la Policia Nacional, al finalizar el encuentro y una vez alcancé el túnel de vestuarios, se encaró hacia mi persona y, en una clara actitud ofensiva y agresiva hacia mi persona, comenzó a gritarme a voces y a la cara lo siguiente: "¡Por qué no pitas el penalti, me puedes explicar como no lo has visto!", gritando en tres ocasiones y teniendo que ser separada por el personal del Club, que la alejó de mi persona teniendo que llevársela agarrada y forcejeando con ella".

La versión de la presidenta

En conversación telefónica con AS, Lupe Murillo señaló que "el acta no se ajusta a la realidad. Simplemente fue una pregunta sin malas formas para que el árbitro me dijera que no había visto el penalti. Entiendo que el colegiado hiciera esa redacción del acta porque le acababan de pitar 6.000 personas y no estaría contento".

Murillo añadió: "Entenderé que haya una posible sanción, porque no debí bajar al túnel de vestuarios, pero no consiento que me califiquen de hooligan porque no lo soy. En cuatro años jamás tuve ningún problema". También negó hubiese forcejeo: "Me marché con un compañero de Consejo". El club presentará alegaciones.

0 Comentarios

Normas Mostrar