Temas del día

Otro desafío mundial: Messi

ESPAÑA-ARGENTINA

Otro desafío mundial: Messi

Él mismo anunció que jugará. Sale a 0,5 goles por partido en Argentina y a 0,85 en el Barça. Asensio y Costa apuntan al once. Primer partido de La Roja en el Wanda.

Madrid

Primero lo lanzó Messi en Fox Sports: “Mi idea es jugar contra España, me siento bien”. Después lo confirmó Jorge Sampaoli: “Está listo. Si hubiera riesgo no le pondríamos”. Tras medirse en Düsseldorf al mejor grupo del planeta España se somete hoy al oleaje del jugador más determinante, ausente ante Italia por una lesión menor de aductores y para el que el Mundial, según su seleccionador, es un revólver que apunta a su cabeza.

Messi no ha ganado ningún gran torneo con Argentina, pero Jorge Sampaoli sabe que cualquier posibilidad en Rusia pasa por él. “Es lindo estar cerca de lo que de lejos admiras”, dijo en su rueda de prensa de presentación, hace nueve meses, cuando le nombraron. Argentina había caído en Bolivia y estaba en peligro el Mundial. Desde entonces, ha pretendido que el crack del Barça se sienta partícipe de todo, incluido el dibujo. Sampaoli ya se bajó ante Italia de su esquema de tres centrales preparando una mejor cobertura a Messi.

Pero Messi no ha sido hasta ahora el mismo en el Barça y en Argentina. Sale a 0,86 goles por partido en su club y a 0,5 en la Selección. De los nueve encuentros dirigidos por Sampaoli, estuvo en seis y sólo marcó en uno, el hat-trick ante Ecuador que acabó con la angustia premundialista. En ese mismo periodo ha metido 35 goles en 43 partidos con el Barça. El dato es el revólver al que alude Sampaoli.

Argentina aún anda decidiendo qué quiere ser. Sampaoli ha recuperado como ayudante a Sebastián Beccacece, que el acompañó desde Sport Boys a la selección chilena. Obsesivo en el trabajo, representa el ala bielsista. Matías Manna, periodista y el editor de sus vídeos, ofrece el ala guardiolista en un grupo de trabajo de nueve personas. La idea es conjugar los mandamientos de uno y otro: verticalidad y posesión. Al duelo apuntan, además de Messi, al menos cinco conocidos de la afición española: Mercado, Otamendi, Mascherano, Banega e Higuaín.

Sampaoli clasificó a Argentina después de tres empates y un triunfo ante Ecuador, pero en amistosos ya le ha ganado a Brasil, Rusia e Italia. Su única derrota fue ante Nigeria.

Para la invicta España de Lopetegui será el séptimo rival de gran calado, tras Bélgica, dos veces Italia, Inglaterra, Francia, Rusia y Alemania. En total, tres victorias y cuatro empates.

Oportunidad para Costa y Asensio

La relevancia del test no invita a demasiados cambios, pero dos se dan por seguros: Asensio por Silva y Diego Costa por Rodrigo. El ariete del Atlético presenta una estadística curiosa: salió a gol por partido en la fase de clasificación, pero aún no se ha estrenado en los amistosos. Tras un reingreso fulgurante en el Atlético, ahora ha sufrido un parón. Sólo ha marcado un tanto en último mes, al Lokomotiv, y Rodrigo, otro brasileño de nacimiento, presentó candidatura sólida. Asensio está en el supuesto contrario. Tras un bajón invernal reclama con buenos argumentos su titularidad en el Madrid y ante Alemania revitalizó a una Selección que decaía. Hace un año aún alternaba partidos con la Sub-21 y ahora parece seguro para Rusia. También es posible un segundo ensayo con Saúl.

El partido también examina al Wanda Metropolitano, que aspira a la condición oficiosa de estadio nacional. Ayer hubo 12.000 hinchas en el entrenamiento y hoy está asegurado el lleno. Será su primera cita con La Roja con fuerte vocación de continuidad.

0 Comentarios

Normas Mostrar