Temas del día

Aviso a Griezmann: irse del Atleti de Simeone no garantiza triunfar

ATLÉTICO DE MADRID

Aviso a Griezmann: irse del Atleti de Simeone no garantiza triunfar

Falcao, Arda y Jackson.

AS

Varios de los jugadores que dejaron el club rojiblanco en los últimos años con el objetivo de mejorar no han conseguido su objetivo, al menos en el ámbito deportivo.

Desde la llegada de Simeone al Atlético de Madrid en enero del año 2012 el equipo rojiblanco se ha convertido en uno de los más potentes del continente europeo, disputando dos finales de Champions y levantando entre otros títulos el de Liga y el de Europa League. 

El desfile de estrellas buscando salir del equipo para triunfar se ha reducido considerablemente, ya que el Atleti ha aumentado su competitividad deportiva y económica con salarios al más alto nivel. Ahora, Griezmann podría ser la siguiente figura que abandonase el barco al acabar la temporada, donde el Barcelona es el primer candidato a pagar su cláusula de 100 millones de euros, pero una salida no siempre ha sido correspondida con éxito. El francés, que ha declarado que quiere decidir su futuro antes de que comience el Mundial, ha despegado en la segunda vuelta y acumula 23 goles en 38 partidos entre todas las competiciones, además de 13 asistencias. Para Diego Costa, "Griezmann sabe que le queremos, que es muy importante. Todavía sigue con nosotros, ojalá que siga así. Todavía no me ha dicho que se va, sabe lo importante que es. Es una decisión suya, no puedo intervenir; cada uno tiene que buscar lo mejor y en mi opinión lo mejor para él es quedarse. Creo que seguirá. Antes, él me llamaba para que volviera y jugáramos juntos… ¿ y ahora se va? Ya le he dicho que no puede ser". 

Diego Costa y Griezmann.

Y es que el hispanobrasileño es uno de los ejemplos de jugadores que salieron y finalmente volvieron al club tras no encontrarse cómodos en su nuevo equipo. Junto a Filipe Luis, puso rumbo al Chelsea en verano de 2014, pero pese a ganar la Premier League  y la Curling Cup en ese primer curso, el lateral decidió volver y Costa lo hizo dos años más tarde con otro título de liga inglesa bajo el brazo. Los dos afirmaron que su único deseo era volver a jugar de rojiblancos bajo las órdenes de Simeone y su presencia en la selección española y brasileña respectivamente volvió a crecer con la camiseta atlética. Costa tuvo problemas con Conte y Filipe no era titular con Mourinho, algo que provocó que volviesen a casa para volver a sentirse cómodos

Pero probablemente el caso más claro sería el de Arda Turan, pieza clave en el esquema rojiblanco que puso rumbo al Barcelona en busca de la Champions que se le había escapado de la punta de los dedos. El turco sumó títulos como blaugrana a su palmarés, con una Liga, dos Copas del Rey y una Supercopa de Europa, pero su trascendencia en el equipo fue prácticamente nula. Arda jugó 55 partidos en dos temporadas y media con el Barcelona (33 de ellos de titular) con una media de 22 encuentros por curso. En el Atlético sin embargo había jugado 178 encuentros de rojiblanco en cuatro temporadas, 143 como titular con una participación de 44,5 partidos por campaña de media. Con Simeone se convirtió en uno de los jugadores más destacados de Europa, uniendo a su calidad en la banda izquierda un trabajo descomunal en defensa, una faceta desconocida en el Galatasaray. En el Barcelona nunca encontró una posición ideal en el terreno de juego y no consiguió convencer a ninguno de sus entrenadores. Actualmente se encuentra cedido hasta 2019 en el Basaksehir turco. Cuando acabe su préstamo también habrá llegado a su final su contrato con el Barcelona.  

Falcao por su parte fue la primera gran figura que tuvo Simeone a sus órdenes. El colombiano se confirmó como un goleador descomunal en el Atlético viendo puerta en 70 ocasiones en tan solo 91 partidos. Con la camiseta rojiblanca llegó a poseer el cartel de punta más mortífero en Europa, pero las necesidades económicas del club y su deseo de crecer le llevaron a salir en 2013. Su destino fue el Mónaco, que con un importante crecimiento de capital esperaba construir un equipo que pelease por todo. Una grave lesión de rodilla lastró la progresión de Falcao, que no triunfó en sus cesiones al Manchester United y Chelsea, con solo cinco goles en una temporada y media (42 partidos entre los dos equipos). Las dos últimas temporadas en el Mónaco ha recuperado la voracidad anotadora (53 tantos), pero su trascendencia mediática se ha reducido considerablemente en la Ligue 1. 

Falcao celebra uno de sus tres goles en la Supercopa de Europa contra el Chelsea.

Otro delantero colombiano que llegaba con la vitola de gran goleador procedente del Oporto fue Jackson Martínez. Incorporado como estrella y con las expectativas de que siguiese los pasos de Falcao en la temporada 2015/16 como colchonero. Suplía la baja de Mandzukic, que se marchó a la Juventus donde ha sido pieza importarte teniendo que trasformar su juego de punta resolutivo en extremo trabajador (31 goles en tres temporadas). En su caso no tuvo el rendimiento deseado en el Atlético, marcando solo tres goles en 22 partidos, así que en febrero de 2016 salió con destino a China. En el Guangzhou Evergrande marcó cuatro tantos en 15 partidos antes de caer lesionado del talón. Al finalizar el pasado mercado invernal en Asia, el club hizo oficial la rescisión del contrato del delantero colombiano, por lo que a partir de ahora se encuentra sin equipo.

También a China se han ido a buscar suerte Yannick Carrasco y Nico Gaitán hace justo un mes. Su inicio no ha sido para nada prometedor. Tres partidos, tres derrotas, 13 goles en contra y ninguno a favor, su primer partido en la Superliga se cerró con derrota por 8-0. Más extraño fue el caso del belga, que la temporada anterior había sido estrella en el Atlético, acabando como tercer máximo goleador del equipo con 14 tantos. Su trascendencia se había reducido en el presente curso y la llegada de Vitolo le complicaba su puesto en el equipo, pero Carrasco contaba para Simeone. Con solo 24 años decidió salir a una liga exótica con el principal atractivo en el campo económico. 

Otro jugador que decidió salir el pasado verano fue Theo Hernández. El francés de momento no ha convencido en el Real Madrid y da la impresión de que hubiese tenido más minutos si hubiese decidido quedarse como rojiblanco, donde ante las lesiones de Filipe Luis el elegido para ocupar su lugar ha sido Lucas Hernández, hermano de Theo que ha cumplido a la perfección pese a que su posición natural es la de defensa central hasta llegar a ser  citado por la selección absoluta de Francia.

0 Comentarios

Normas Mostrar