REAL MADRID-LEGANÉS

El 'último tren' del Plan B

Real Madrid: Los Theo, Mayoral, Llorente, Lucas Vázquez y compañía deben demostrar más ante el Leganés; en las semifinales apunta un rival de Plan A.

El famoso Plan B del Real Madrid, que tanto y tan bueno dio en la temporada 2016-17, tiene este miércoles ante el Leganés uno de sus últimos trenes, por no decir que el último, para reivindicar que puede dar el mismo nivel que en la campaña anterior, pese a las ausencias de piezas claves de ese equipo de recambios como Morata, James o Danilo. El 0-1 de la ida en Butarque permite a Zidane reservar a varios titulares, pero, si el Madrid pasa a semifinales, ahí probablemente aparecerá un rival de enjundia: Sevilla o Atlético, el Barcelona si logra remontar el 1-0 en casa del Espanyol o el Valencia, con permiso del Alavés de Abelardo, en claro ascenso.

Dependerá de cuál sea el contrincante, pero todo indica que el partido del Bernabéu ante los pepineros puede ser el cierre para que el Plan B juegue en bloque este curso, salvo quizás alguna jornada en Liga cuando lleguen los partidos de Champions. Pero tampoco puede distraerse demasiado el Madrid en Liga, dado que es cuarto en estos momentos y tanto Villarreal como Sevilla aprietan por detrás; más en contra de los que jugarán ante el Leganés, cuyas actuaciones no han sido todo lo brillantes que cabía esperar.

Se lo perderá Ceballos, lesionado con un esguince de tobillo cuando iba a ser titular en la medular junto a Llorente y Kovacic; Isco entrará en su lugar. Zidane ha elegido a todos los menos habituales para la Copa del Rey, como muestran los minutos jugados dentro de la plantilla: Theo (450'), Mayoral (437'), Nacho (435'), Llorente (433') y Ceballos (411') son los cinco con más minutos disputados en el torneo del KO. Por detrás aparecen Casilla (360'), Lucas Vázquez (360'), Asensio (328'), Kovacic (290')... Y varios pesos pesados ni siquiera han sido convocados, como Marcelo, Ramos, Benzema y Cristiano; otros, Kroos o Casemiro, o no jugaron o lo hicieron testimonialmente.

El rendimiento del Plan B no ha sido el esperado: han ganado tres de los cinco partidos y los dos disputados en el Bernabéu acabaron 2-2, pese a tener delante rivales de menor categoría (el Fuenlabrada, de Segunda B, y el Numancia, de Segunda). Ceballos ha mezclado actuaciones pasables con otras intrascendentes, Llorente similar al sevillano, Theo no ha ofrecido lo que sí hizo el curso pasado en el Alavés, Kovacic sigue buscando su mejor punto de forma tras la lesión que le tuvo fuera más de dos meses...

Los únicos puntos positivos han sido Asensio, Lucas Vázquez y Mayoral. El balear sigue sin desbordar y desequilibrar como hizo en agosto, pero sí ha aportado dos goles, entre ellos el del triunfo en Butaque en la ida, que permite jugar la vuelta con mucha más tranquilidad. El extremo gallego ha sido de largo el mejor jugador del Madrid en la Copa, con tres goles y dos asistencias en forma de penaltis provocados. Y Mayoral ha hecho lo que se le reclama a un nueve: marcar. Tres goles y una asistencia, con un doblete que apagó la posible reacción del Fuenlabrada en el Bernabéu. Ellos tres son el espejo en el que deben mirarse el resto de miembros del Plan B ante el Leganés para justificar que merecen más de lo que reciben.