Competición
  • Clasificación Eurocopa

UEFA

UEFA: plan para endurecer el Fair Play Financiero en la 2018-19


América - Xolos de Tijuana en vivo: Liga MX, jornada 3

UEFA: plan para endurecer el Fair Play Financiero en la 2018-19

En 2011, ante el torrente de gasto económico que existía en los clubes de fútbol, la UEFA creó un programa de Fair Play financiero (FFP según sus siglas en inglés). El máximo organismo europeo se puso como objetivos introducir más disciplina y racionalidad en las finanzas de los clubes, obligarles a operar en base a sus propios ingresos (es decir no gastar más de lo que ingresa, o el también llamado punto de equilibrio), fomentar el gasto responsable para el beneficio a largo plazo del fútbol y proteger la viabilidad y la sostenibilidad a largo plazo de los clubes europeos. El pasado verano, el PSG sacudió el mercado con la compra de Neymar (222 millones) y de Mbappé (un fichaje camuflado en una cesión con opción obligatoria de compra para el próximo verano de 180 millones). Este gasto propició que dirigentes como Javier Tebas, presidente de LaLiga, denunciaran ante la UEFA no sólo al PSG, sino también al City por no respetar las normas del 'Fair Play Financiero' (el 1 de septiembre, UEFA anunció en su webla apertura de una investigación formal al club galo).

Pues bien, según informa este sábado en exclusiva el periódico Le Parisien, el máximo organismo del fútbol europeo, más allá de seguir con la investigación al PSG, quiere establecer nuevas reglas financieras para el final de la temporada después de la presión ejercida por los viejos clubes de Europa (Real Madrid, Barcelona Juventus y Bayern). De hecho, siempre según esta información, UEFA ya tiene un borrador del proyecto, bautizado como Fair Play Financiero 2.0 y que consta de 100 páginas.

La publicación francesa informa que este nuevo proyecto, que debería entrar en vigor la próxima temporada, sigue teniendo como principio fundamental el equilibrio entre los ingresos y el gasto. La gran reforma consistiría en limitar el déficit del balance de transferencias de cada club. La diferencia entre los ingresos por los fichajes y los gastos durante una temporada se fijaría en -100 millones de euros, un techo que la UEFA está negociando actualmente y que probablemente evolucione en las siguientes conversaciones que tendrán lugar en los próximos meses. Es decir, un club que gaste en un verano 300 millones de euros, deberá vender jugadores por al menos 200 para no violar ese Fair Play Financiero 2.0. Esta nueva reforma iría encaminada a controlar el gasto de los llamados clubes-Estado o aquellos que cuentan con inyecciones económicas ajenas al fútbol.

Le Parisien también asegura que con este nuevo proyecto, la UEFA pretende controlar el endeudamiento de los clubes (un concepto que la regulación actual no contempla) y limitar el número de jugadores a 25 jugadores profesionales. Esta regla penalizaría a clubes como el Chelsea o el City, que tienen unos sesenta jugadores por contrato. Este proyecto, según el medio francés, se votará el 24 de mayo en una reunión del Comité Ejecutivo de la UEFA y se pondría en funcionamiento la próxima temporada.