Dos exentrenadores del Chelsea, acusados de racismo y bullying

CHELSEA

Dos exentrenadores del Chelsea, acusados de racismo y bullying

Graham Rix

FERRAN PAREDES

REUTERS

Graham Rix y Gwyn Williams habrían insultado y realizado ataques físicos a jugadores de raza negra en las categorías inferiores de los 'blues' en la década de los 90.

Graham Rix y Gwyn Williams, exentrenadores de las categorías inferiores del Chelsea, han sido acusados de tener una actitud racista y realizar actos de bullying contra jugadores que se estaban formando en el club londinense en la década de los 90. El club ha decidido avisar a la federación y la policía para que tomen medidas, mientras ellos también lo investigan.

La FA (Federación inglesa de fútbol) se ha entrevistado con los jugadores denunciantes que sufrieron insultos y agresiones físicas por ser de raza negra. El diario ‘The Guardian’ ha revelado algunas de las declaraciones de los jugadores: “Rix se acercó y me preguntó: “¿Has tratado de follar este fin de semana a una de nuestras chicas blancas?” y después me quemó la cara al arrojarme una taza de café”, cuenta uno de los denunciantes. En un partido disputado en España, este mismo entrenador se acercó a otro jugador y le gritó mientras se duchaba: “Si tu corazón fuera tan grande como tu polla, serías un mejor jugador. Eres la única persona en todo el estadio que podía disfrutar de los 40 grados”.

Los futbolistas no se atrevieron a denunciar debido al poder que tenían ambos técnicos dentro del club y del mundo del fútbol, y que les impidiesen progresar en sus carreras: “Williams ha estado en el club desde 1979. Fue poderoso. Se decía que tenía el libro negro más grande de Londres, conocía a todos”.

“Williams entraba en el vestuario y me decía: “Oye, mira a los jodidos negros aquí. Sus jodidos labios de goma y mira sus malditas narices. Tú, negro bastardo, has estado robando coches, ¿verdad?””, revela otro de los anunciantes.

Además de insultos, también recibieron ataques físicos: “Williams me sacudía el escroto y el pene y me daba palmaditas en el trasero”. Según las investigaciones, no habría ninguna sugerencia de satisfacción sexual.

Según añade ‘The Guardian’, Gwyn Williams, después de su etapa en el Chelsea, fue despedido del Leeeds por una mala conducta grave en 2013, debido a que envió por correo electrónico imágenes pornográficas de mujeres de varios compañeros. Rix tiene dos cargos por violación a una niña de 15 años. Fue sentenciado a 12 meses de prisión, además de figurar su nombre en la lista de delincuentes sexuales durante 10 años.

0 Comentarios

Normas Mostrar