¿Qué fue de Kodro?: el realista que llegó al Barça por Romario

REAL SOCIEDAD-BARCELONA

¿Qué fue de Kodro?: el realista que llegó al Barça por Romario

Kodro con la Real Sociedad y Barcelona.

AS

Goleador nato en sus cuatro temporadas como txuri urdin, llegó al Barcelona seis meses tras la marcha del carioca como fichaje estrella pero no cumplió las expectativas.

Kodro es uno de esos jugadores que llegó a LaLiga huyendo de la Guerra de los Balcanes, al igual que Suker. Aterrizó en España siendo un desconocido pero pronto sus goles harían vibrar a la afición de la Real Sociedad, que bautizó su potente disparo como ‘kodrazo’. Delantero centro, alto, con un buen remate de cabeza y con gran rapidez y potencia física, fue traspasado al Barcelona por siete veces más de lo que pagó el equipo vasco por él. En el Camp Nou no tuvo suerte y resultó ser un nefasto fichaje para los blaugranas. Del Barça al Tenerife y, de la isla canaria al Alavés, el delantero bosnio no consiguió recuperar el nivel con el que jugó en sus cuatro temporada como realista. Colgó las botas en 2001 y ha pasado por los banquillos de varios equipos, incluso de la selección de su país. En la previa del Real Sociedad-Barcelona en Anoeta te hacemos un repaso de su carrera. 

Kodro en su etapa como jugador del Barcelona.

Mehmed Kodro, más conocido como Meho Kodro (Mostar, Bosnia y Herzegovina, el 12 de enero de 1967) es un exdelantero de varios equipos de LaLiga Santander: Real Sociedad, Barcelona, Tenerife y Deportivo Alavés. El ariete bosnio se curtió como futbolista en el club de su ciudad natal, el FZ Velez Mostar. Llegó a LaLiga en 1991, coincidiendo con el inicio de la Guerra de los Balcanes, para recalar en la Real Sociedad, equipo por el que fichó respaldado por la relación de amistad entre los entonces técnicos del club bosnio, Džemal Hadžiabdić, y de la Real Sociedad, John Benjamin Toshack. La entidad realista pagó 100 millones de las antiguas pesetas (600.000 euros) por un delantero desconocido. Pero, la jugada le salió a la Real Sociedad a la perfección.

Cuarto máximo goleador de la Real en LaLiga

Kodro con la Real Sociedad.

Kodro se convirtió en todo un ídolo para la afición txuri-urdin. Durante sus cuatro años en Donostia marcó 73 goles, siendo uno de los máximos goleadores del equipo en San Sebastián en LaLiga: Satrústegui (133), Ufarte (101), Kovacevic (92) y Kodro (73). Destacó en la temporada 1994-95 en la que firmó 25 dianas. Una cifra que le dejaría en el segundo puesto para conseguir el Trofeo Pichichi por detrás del madridista Iván Zamorano, con 28 goles. En aquella temporada también protagonizó uno de los momentos más recordados para los txuri urdines en el derbi frente al Athletic. El delantero bosnio firmó un hat-trick en la victoria por 5-0 al eterno rival en Anoeta. Una campaña de ensueño, en la que coincidió con jugadores como De Pedro o Karpin, que finalizó con su traspaso al Barcelona por 700 millones de las antiguas pesetas (4,2 millones de euros). Fue una petición expresa de Cruyff, entonces entrenador del conjunto culé.

En Barcelona esperaban su llegada como una solución a la sequía del equipo en cuanto a títulos y como sustituto de Romario, que se había marchado en enero, pero Kodro no llegó a triunfar en el Camp Nou. Las lesiones, el hecho de que su ciudad natal estaba siendo azotada duramente por la Guerra de los Balcanes y la marcha de su principal valedor en el Barcelona Johan Cruyff, que fue sustituido en el banquillo culé por Rexach, sentenciaron su salida. Sólo jugó una campaña en el Barça. Después, fichó por el Tenerife. En la Ciudad Condal no dejó buen recuerdo, aunque le marcó dos goles al Real Madrid en el Clásico.

Tras el Barcelona, jugó en Tenerife y Alavés

Kodro, en su etapa como jugador del Alavés, en un partido frente al Betis en la temporada 99-00

Llegó a Tenerife como el principal refuerzo del verano de 1996, aunque tampoco encontró su sitio en la isla. Jugó durante tres temporadas en el club tinerfeño que lo cedió en la 1999-2000 al Alavés. En Vitoria tampoco tuvo un rendimiento brillante. Volvió en verano al Tenerife con las esperanzas de seguir jugando con los canarios pero el alto coste de su ficha era imposible de sostener para un Tenerife en plena crisis económica. Finalmente, club y jugador llegaron a un acuerdo para rescindir el contrato. Tras esto, Kodro se marchó al Maccabi Tel Aviv en el que un año más tarde colgó las botas con 34 años. En LaLiga dejó un total de 105 goles en 263 partidos. También fue internacional con Yugoslavia en dos partidos y trece con Bosnia.

Kodro con la Selección de Bosnia.

Después de su retirada como futbolista profesional siguió ligado al mundo del fútbol. Se formó como entrenador debutando en el Antiguoko, equipo juvenil de la Real Sociedad donde también jugaba su hijo Kenan Kodro. Fue su primera experiencia como entrenador en una carrera que aún continúa. Después de los juveniles, dio el salto a la Real Sociedad donde fue ayudante de Bakero en marzo de 2006. Meses más tarde, los malos resultados del equipo acabaron con Bakero, con el que se marchó Kodro. En 2008, fue elegido como seleccionador de Bosnia-Herzegovina en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 después de que el combinado bosnio no lograra el billete para la Eurocopa de 2008 en Austria y Suiza. Cinco meses después, fue cesado tras varios desencuentros con la Federación de su país creando un gran revuelo entre jugadores y aficionados, que apoyaron en todo momento a Kodro. El exjugador de la Real Sociedad fue despedido por negarse a jugar un amistoso contra Irán, organizado sin su consentimiento.

Kodro, exentrenador de la Real Sociedad B.

Kodro, exentrenador de la Real Sociedad B.

En 2010, tras dirigir a los ‘Dragones azules’, volvió al club que le lanzó a la fama, a la Real Sociedad, pero esta vez para ponerse al frente del filial realista, donde militaba su hijo, Kenan Kodro, que ahora juega en el Mainz 05, equipo al que llegó procedente de Osasuna. Estuvo en la cantera de la Real hasta 2013. Un año después ficha por el Sarajevo de su país, en el que estuvo otra temporada. Nunca ha cerrado las puertas a volver como entrenador a España, país en el que ha pasado gran parte de su vida y en el que dejó durante cuatro temporadas su mejor versión como futbolista en las filas de la Real Sociedad, cuyos aficionados le siguen situando como uno de los mejores jugadores que han pasado por Anoeta. 

0 Comentarios

Normas Mostrar