Darder regresa al origen en busca del compañero ideal

ESPANYOL

Darder regresa al origen en busca del compañero ideal

Darder regresa al origen en busca del compañero ideal

Quique García

EFE

Fuego, Granero, Víctor Sánchez y David López, candidatos. Debutó en el Málaga y rindió, pero su adiós resultó polémico.

Para Sergi Darder no será un partido más. El mediocentro mallorquín, criado en Sant Adrià, emigró al Málaga cuando no renovó por el club perico después de sus años de juvenil. Y fue en el club andaluz donde logró debutar en Primera y consolidarse, tras dos años en los que jugó 67 partidos y anotó seis goles. Pero en el verano de la tempodada 2015-16, como hiciera este último, el jugador decidió que lo mejor era cambiar de aires. Lo fichó el Olympique de Lyon por 12 millones, y la afición blanquiazul no se lo tomó demasiado bien. Mañana La Rosaleda puede acordarse de aquel episodio.

Darder llega a lomos de un Espanyol acostumbrado a dar una cal y otra de arena, irregular. Un fijo en las alineaciones de Quique Sánchez Flores (aunque descansó en la Copa el jueves), el canterano espera su compañero ideal. Durante las primeras jornadas del campeonato, Javi Fuego (quien apunta mañana a titular) fue su acompañante, pero en las últimas semanas David López, Esteban Granero e incluso Víctor Sánchez (que jugó el jueves) han jugado en esa posición.

El jugador, con 636 pases, es el segundo con más participación en el juego, por detrás de David López (813). Y es el tercer jugador del equipo, por detrás de Gerard Moreno y Aaarón Martín, con más pases peligrosos (13).

Cautivó a Schuster en la pretemporada 13-14

Bernd Schuster, entonces técnico del Málaga, se llevó de pretemporada a cuatro jugadores del filial en la 13-14: Cristian, Fabrice Olinga, Samu García y Sergi Darder. En principio eran jugadores de relleno, para cubrir los huecos en una época aún de puesta a punto. El técnico alemán quería fichar un mediocentro para la primera plantilla. Poco partidario de promocionar la cantera, Schuster se quedó gratamente sorprendido con Sergi Darder en un amistoso contra el Kaller, un equipo amateur de Alemania (1-7 fue el resultado). Desde entonces el mallorquín fue insustituible. Dos temporadas después fue traspasado al Lyon por 12 millones de euros aunque una gran parte fue al famoso fondo de inversiones de Edmundo Kabchi. El Espanyol cogió un millón de euros de formación y promoción, después de que el mallorquín llegase en la edad de cadete a Sant Adrià de la mano de José Manuel Casanova, el mismo que lo llevó luego a Málaga. Mañana regresa a La Rosaleda como jugador del Espanyol. Los dos clubes de su vida en España.

0 Comentarios

Normas Mostrar