SORTEO MUNDIAL 2018

Messi, Cristiano, Neymar y Alemania, los peligros de España

Seaman y Cafú, ayer en Moscú, donde será el sorteo.

MAXIM SHEMETOV

REUTERS

España parte del bombo 2 y eso abre la posibilidad de grandes duelos en la fase de grupos. Rusia y Polonia, mejores opciones del bombo 1.
Suecia vs USA en vivo y en directo: Mundial Femenil Francia 2019

España no afronta el sorteo de un Mundial sin ser cabeza de serie desde el de EE UU en 1994. Entonces el azar le cruzó con Alemania en la fase de grupos, algo que podría volver a ocurrir hoy en Moscú teniendo en cuenta que la Selección no parte entre las mejores. Después de cinco ediciones mundialistas integrando el bombo 1, los de Lopetegui se exponen a emparejamientos contra varios de los rivales más fuertes al estar en el 2.

La FIFA cambió para este Mundial los criterios con los que conformar los bombos y eso suaviza más que otras veces el hecho de estar en el segundo, como ocurre con España. Selecciones como Polonia y Bélgica, que por circunstancias están mejor situadas en el ránking FIFA, o Rusia, la anfitriona, serían considerados rivales amables si se comparan con el resto de los posibles. Los conjuntos europeos serán los únicos de una misma Confederación que podrán cruzarse, aunque siempre con un límite de dos. Es decir, si España cae con un europeo del bombo 1 ya no podrá hacerlo con otro del 3 y del cuatro.

Ni que decir tiene que Alemania, Brasil y Argentina se presumen como los rivales más complicados con los que pueda encontrarse La Roja en la primera fase. Un duelo ante el campeón del mundo, ante Neymar o ante Messi tendría una gran trascendencia. También, por supuesto, ante Cristiano, la Portugal de Cristiano que llega a la cita como campeona de Europa. O ante la Francia de Griezmann. Cualquier cruce de entre estos sería muy sonado.

Como siempre en estos sorteos, la dificultad real del grupo la medirán los invitados procedentes del bombo 3 y 4. Hay diferencia entre unos equipos y otros, por lo que salir bien parado de esa combinación también puede allanar el camino.

BOMBO 1. De la nueva Brasil de Tite a la sufridora Argentina

Los brasileños llegan al torneo como uno de los grandes favoritos. De la mano de Tite lograron clasificarse con suficiencia y dando una inmensa sensación de poderío. El triángulo Casemiro-Paulinho-Renato Augusto es muy sólido y eso da libertad a Neymar, Coutinho y Gabriel Jesus, sus puñales arriba. La Argentina de Sampaoli sufrió mucho más y tuvo que tirar de Messi para sellar el billete. El técnico casildense está improvisando demasiado, pero ha recuperado para la selección a gente como Icardi. Alemania llega con un equipo que juega de memoria sobre su nuevo estilo y que logró ganar, incluso con jugadores menos habituales, la Confecup. Francia necesita por fin hacer un buen Mundial y lo fiará todo al poderío de Griezmann y Mbappé. Igual que Portugal con Cristiano, probablemente ante su última cita mundialista. Rusia, Polonia e incluso Bélgica se considerarían rivales mucho más asequibles.

BOMBO 3. Esperan Keylor y talentos como Eriksen o Salah

Las europeas (Islandia, Dinamarca y Suecia) sólo le podrían tocar a España si no le toca también otra del Viejo Continente del bombo 1. De no ser así, los daneses podrían ser un rival incómodo. Tienen a Eriksen en un gran momento de forma y pasaron por encima de Irlanda en la repesca. Los suecos también son competitivos y existe la duda de si Ibrahimovic volverá a la selección para una cita tan importante. Islandia, pese a su gran Eurocopa, parece por debajo. El peligro de este grupo está en las africanas. Túnez tiene oficio, aunque no tanto talento, pero sobre todo Egipto y Senegal son ofensivamente muy poderosas. Los egipcios tienen a Salah y los senegaleses a Mané, Sakho y Niang. Mucho más defensivos son Costa Rica e Irán. Los costarricenses mantienen a Keylor Navas como gran estrella, mientras que los iraníes han mejorado mucho de la mano de Queiroz.

BOMBO 4. La Marruecos de Achraf y el mal momento asiático

Serbia se cuela como europea de este bombo en su regreso a un Mundial. Es competitiva, aunque ha cambiado recientemente de técnico y llegará entre dudas. Los dos africanos son, igual que en el bombo 3, bastante duros. Nigeria le ganó a Argentina en un reciente amistoso con Iheanacho e Iwobi como afilados cuchillos; los marroquíes, que vuelven a un Mundial muchos años después de la mano del técnico Hervé Renard, cuentan con Achraf como última irrupción, aunque juega de lateral izquierdo y no derecho. En este bombo aguardan los asiáticos, que no viven su mejor momento. Japón, Corea del Sur, Australia y Arabia Saudí lo tendrán más difícil esta vez porque no están bien. Las dos últimas, de hecho, han cambiado de técnico recientemente y los australianos ni siquiera han encontrado uno aún. Queda Panamá, sin duda la más floja del torneo pese al buen Aníbal Godoy.