Mundial de Clubes
NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

111

Portland Trail Blazers POR

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

111

Phoenix Suns PHX

86

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

99

Toronto Raptors TOR

123

Eurocup
AS Monaco MON

-

Galatasaray GAL

-

FINALIZADO
Unics Kazan UNK

87

Unicaja MAL

84

FINALIZADO
Turk Telekom TUR

84

Dolomiti Energia Trento TRE

77

FINALIZADO
L. Kuban TIV

80

Cedevita Zagreb CED

76

FINALIZADO
Mornar Bar MOR

83

Fraport Skyliners FRA

87

FINALIZADO
Estrella Roja RED

103

Germani Brescia BRE

67

PREMIOS AS 50 ANIVERSARIO

Del Bosque: "Alemania está un escalón por encima de los demás, de Brasil y de España"

Cumplirá 67 años el próximo 23 de diciembre. Es el entrenador español más laureado de la historia. A España le dio un Mundial y una Eurocopa.
Alemania - Perú en vivo: amistoso internacional, fecha FIFA

Han pasado más de siete años desde el Mundial de Sudáfrica. ¿Le cambió la vida este título?

Mi vida no ha cambiado. Pero fue un título importante para el país y para el fútbol español. En estos años, con el respaldo de ese Mundial, nuestro deporte ha crecido, no sólo en títulos, también en instalaciones, en número de jugadores, en presencia de entrenadores y futbolistas en el extranjero... En fin, el crecimiento ha sido espectacular.

¿Cómo es un día normal en la actual vida de Del Bosque?

Pues tengo muchos compromisos y siempre hay algo que hacer. No tengo un solo día vacío, la verdad. La gran diferencia es que ahora no estoy pensando en la siguiente convocatoria, en el próximo partido, en los rivales, en todo eso que tanto desgasta. Pero estoy encima del fútbol, claro. El fútbol es mi vida.

¿Qué imagen le quedó grabada del Mundial?

Ufff, son tantas que no podría quedarme con una sola. Quizás del día de la final, contra Holanda. Ver a la Reina Sofía en el vestuario, feliz y contenta mientras un señor dejaba allí la Copa, con unos guantes blancos. Verla compartiendo ese momento con nosotros fue muy emocionante. Y luego muchos otros instantes de los partidos y de la concentración, que por cierto fue modélica y clave del éxito.

¿Tiene la impresión de que a cada año que pasa tiene más valor su Mundial?

No, sobre todo porque la Selección ha entrado en una órbita que, sin fantasmadas de ningún tipo, puede optar a otro Mundial o a otras Eurocopas. Porque hay muy buena base y una excelente Selección que pueda aspirar, con total naturalidad, a ganar otra vez la Copa del Mundo. Eso, hace no tanto, era casi impensable. Ahora ya no, y eso es un cambio sustancial. Pero que nadie se equivoque, que lo digo con toda la cautela y sin presumir. Porque la euforia no es buena.

No me equivoco mucho si digo que si España gana otro Mundial a usted le hará tanta ilusión como el suyo propio.

Claro que sí. Yo soy un hombre de fútbol que sabe que la estima y el valor vienen no sólo de los comportamientos, sino también de los títulos. Si España gana otro Mundial el fútbol saldrá aún más reforzado, y por lo tanto yo me llevaría una gran alegría.

¿Irá a Rusia a ver algún partido de la Selección?

No. Veré el Mundial por televisión.

¿Ha dejado su legado Del Bosque en las selecciones inferiores?

No, las selecciones inferiores de España hace tiempo que lo hacen muy bien. Y hay muchos artífices de eso, desde los Juan Santisteban, Teodoro Nieto, Mariano Moreno, Iñaki Sáez, Ufarte, Ginés Meléndez..., en fin, no quiero dejarme a nadie. El caso es que todo el mérito es de ellos. Lo que hicimos nosotros fue estar muy pendientes, muy implicados con ellos porque era nuestro deber y nuestra vocación. Nosotros no entendimos la Selección Absoluta como un mundo aparte, más bien como todo lo contrario. La entendimos como una parte del todo. Por eso hemos trabajado en coordinación con Celades, con Santi Denia, con el propio Julen Lopetegui en su momento. Y entre todos buscamos lo que nos parecía lo mejor. Nosotros hemos estado siempre muy cerca del fútbol base. Se podría decir que yo soy un entrenador de cantera que tuvo la suerte de ganar un Mundial.

Siempre ha dicho que se considera un entrenador de cantera, es verdad. ¿Pero eso le ha dado más satisfacción que ganar el Mundial?

Los diecisiete años que pasé en la cantera del Madrid fueron una etapa muy feliz en mi vida. Pensé que iba a jubilarme ahí, con los chicos. Pero los avatares del fútbol me llevaron hasta el primer equipo sin pretenderlo. Porque en ese momento yo me sentía imprescindible en el trabajo con la cantera. Y lo digo con humildad, imprescindible en el sentido de sentirte responsabilizado y feliz con el trabajo, aunque luego llegan otros que lo pueden hacer mejor. En fin, no pensaba en pasar al fútbol más profesional. Y al final, sucedió. En el fútbol no puedes hacer planes.

¿Se hubiera retirado en los campos de tierra?

Yo era un entrenador formativo, y me encantaba mi trabajo. Pero las situaciones del club me llevaron al primer equipo. Después ya es una historia más conocida.

Se le va a recordar más por el Mundial de Sudáfrica que por la Eurocopa de Ucrania, pero el caso es que son dos grandísimos títulos de selección.

Bueno, el Mundial es el Mundial. Pero ojo con la Eurocopa que tiene su miga. No es fácil tampoco. El Mundial es lo máximo, pero la Eurocopa, al margen de Brasil y Argentina, es una competición muy dura porque están las grandes selecciones de nuestro continente, que es una potencia en fútbol. Yo le doy mucha importancia a la Eurocopa 2012 porque creo que España alcanzó el máximo nivel, el mejor exponente de lo que era nuestro juego y nuestro estilo.

¿Para ganar un Mundial qué hace más falta: juego o fortuna?

Hacen falta las dos cosas. Sin juego es imposible y sin suerte, también. Es más importante el fútbol, pero ese momento de fortuna es necesario. Si repasas la historia del Torneo te das cuenta de que es así. Si ves cada partido percibes las situaciones, y adviertes que en los momentos decisivos todo cambia por un detalle. Ahí está la suerte, o el juego, o ambos a la vez. Generalmente una cosa lleva a la otra. Pero es así siempre, en todos los partidos, en todos los torneos y en todas las situaciones.

¿Qué selecciones le parecen fuertes para el Mundial de Rusia?

Sinceramente, creo que Alemania está un escalón por encima de todos. Pero también están Brasil, España, Argentina con Messi, Portugal con Cristiano... Y otros países que, si cogen la racha buena, pueden aspirar a todo. Francia también es una gran selección. Pero vamos, fundamentalmente las tres primeras: Alemania, Brasil y España.

¿Por qué Alemania está un escalón por encima?

Porque ha hecho las cosas de forma admirable. Es extraordinario el ejemplo que nos ha dado de continuidad, de trabajo y de paciencia. Hay que fijarse en Joachim Löw, que supuestamente había fracasado en la Eurocopa de 2008 al perder con la España de Luis y en Sudáfrica 2010 con nosotros. Y, sin embargo, se mantuvo la estructura de equipo y luego pasó lo que pasó: que ganaron en Brasil 2014.

¿Aquí no es así?

Aquí siempre se habla de cambiar. Pero sin nos fijamos en la actual Selección siguen Piqué, Ramos, Iniesta, Silva..., y luego ha habido la llegada de nuevos jugadores que se han ido sumando. Pero lo importante es mantener la estructura. Yo creo que España lo ha hecho bien, y el ejemplo de que eso funciona es Alemania. Löw vino a vernos a Las Rozas y se quedó con parte de nuestras ideas. No le ha ido mal. Cuando ganas un Mundial marcas tendencia, y él vino humildemente a ver qué habíamos hecho aquí. Eso también es un orgullo.

Los 26 días que pararon a España

España vivió 26 días mágicos entre el 16 de junio y el 11 de julio de 2010. Todo el país estuvo pendiente de lo que hacía la Selección de Vicente del Bosque en el Mundial de Sudáfrica. Todo empezó con el susto ante Suiza (0-1) el 16 de junio y a partir de ahí se sucedieron las victorias ante Honduras (2-0), Chile (2-1), Portugal (1-0), Paraguay (1-0), Alemania (1-0) con el golazo de Puyol de cabeza que hizo titular a este periódico ‘¡Visca España!’ y el 11 de julio en Johannesburgo la gran final ante Holanda (1-0) con el gol de Iniesta que entró en el museo de los momentos históricos con un título mundial. España fue un país feliz aquel verano de 2010. Valga como dato la audiencia de la final. Los medidores establecieron que la prórroga fue seguida por 15,6 millones de telespectadores (85,9% de share) pero si se le añade a la afición que llenó las plazas se estima que pudieron ser más de 30 millones.

0 Comentarios

Mostrar