Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
  • Moto3
Liga Endesa ACB
Baxi Manresa MAN

-

Iberostar Tenerife TEN

-

Montakit Fuenlabrada FUE

-

UCAM Murcia MUR

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Coosur Real Betis BET

-

Valencia Basket VAL

-

Unicaja MAL

-

Premier League
Liga Holandesa
Zwolle Zwolle ZWO

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Groningen Groningen GRO

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Heracles Heracles HCL

-

Temas del día Más temas

Los obstáculos de Italia para convencer a Ancelotti

ITALIA

Los obstáculos de Italia para convencer a Ancelotti

Carlo Ancelotti.

Fabian Bimmer

REUTERS

Es el favorito de la afición, pero está pendiente de recibir una llamada de la Premier y cree que la crisis no es solo cuestión del nombre del seleccionador.

Para el futuro de la Azzurra el deseo de los tifosi tiene nombre y apellido: Carlo Ancelotti. Las imágenes del entrenador circularon por las redes sociales nada más acabarse el partido ante Suecia y, en una encuesta de La Gazzetta, el 67% de los votantes (casi 85.000 aficionados) prefirió a Carletto delante de Conte, Mancini y Allegri. Convencerlo (sobre todo económicamente) no será sencillo, pero, tras haber ganado todo lo ganable, relanzar a la Selección de su país podría ser el último gran reto de su inmensa carrera.

Italia se lo está pidiendo de rodillas, pero la Federcalcio no lo tendrá sencillo para convencerle. El sueldo de seleccionador (Conte cobraba unos 4 millones de euros) es ostensiblemente inferior a lo que Ancelotti, muy pendiente de los movimientos en los banquillos de la Premier, podría ganar en un club. Pero el apartado económico y la ambición del técnico no son los principales obstáculos, según La Gazzetta. Ancelotti piensa que la Federación necesita una revisión integral y que la cuestión del nombre del seleccionador es un asunto secundario.

Así se despertó Italia tras el fiasco

Fue muy duro para los italianos despertarse tras la peor humillación deportiva de los últimos 60 años. En el Bel Paese, que normalmente vive los parones como una molestia que interrumpe su querida Serie A, en los últimos dos días había una atmosfera parecida a la que se vive durante un Mundial. Desde Aosta a Palermo nadie hablaba de otra cosa: había que ganar a Suecia. El desenlace de San Siro dejó a cada tifoso en un estado de shock, y sorprendió la cantidad de mensajes de apoyo que llegaron desde los apasionados de fútbol de todo el planeta. Si es que es verdad: un Mundial sin Italia ni es lo mismo, pero tampoco lo es Italia sin un Mundial. Como el sabio Buffon dijo tras el partido, es una cuestión social más que deportiva: la Nazionale une este país de 156 años como ni Garbialdi supo hacerlo.

El daño es también económico y va más allá de los 100 millones que perdió la Federcalcio: por ejemplo, todos los comerciantes que, cada cuatro años, sacan a vender banderas y trompetas, pueden olvidarse de sus negocios. En junio, en los balcones italianos, no aparecerá ni una Tricolore.

La exclusión hace innegable la crisis del deporte rey italiano, cuya falta de talentos es evidente. Mucho se debe a la desastrosa gestión de las canteras y a la poca confianza que se da a los jóvenes: la idea de sustituir el inútil campeonato Primavera con los equipos filales ayer volvió a circular. Se necesita una reforma profunda, parecida a la que vivió Alemania en el 2000. Todo justo y todo necesario si se quiere volver a ganar un Mundial.

Para participar, sin embargo, había material humano de sobra y por eso, según la gran mayoría de los futboleros italianos, el responsable del desastre fue Ventura. El proyecto del seleccionador ha sido un fracaso: todos los periódicos y los extécnicos italianos (incluyendo a Sacchi, y también al exazzurro Pirlo) le pidieron un 4-3-3 perfecto para las características de sus extremos, pero el ex del Torino se empeñó en trabajar con un 4-2-4 sin sentido que, al final, abandonó. Ante Suecia se volvió a un 3-5-2 por voluntad de los 'senadores' Bonucci, Barzagli y Chiellini, que se sentían más cómodos en un dibujo que el propio Ventura, en septiembre, definió 'antiguo'. Inexplicable, además, la decisión de contar con Insigne apenas 13' en los dos partidos: el delantero del Nápoles, uno de los mejores talentos de su generación, fue utilizado en la ida en la posición de Verratti (es viral el video del jugador, desconcertado, que le repite a sus compañeros 'sí, estoy en el medio') mientras que en San Siro se quedó en el banquillo.

Otro caso fue el de Jorginho, hasta hace unos meses considerado, según el mismo Ventura "no apto" para su sistema de juego, y de repente titular y debutante en el choque más duro de los últimos 60 años. Que, por cierto, jugó muy bien.

Desde el mundo del deporte llegaron varios dardos al seleccionador y a quien lo eligió, Carlo Tavecchio. Giovanni Malagó, presidente del comité Olímpico, afirmó: "Si fuera el presidente de la Federcalcio dimitiría". Cairo, máximo mandatario del Torino, declaró que Ventura parecía "más un invitado que un seleccionador" y que "no lo reconocía", mientras que De Laurentiis, dueño del Nápoles, recordó: "Ventura es un buen entrenador, pero yo lo destituí después de tres meses, y estábamos en Tercera División". Lo curioso es que el contrato del todavía entrenador se habría renovado hasta 2020 en caso de clasificación, pero ahora su fecha de caducidad es julio del 2018. Ventura, 'cazado' por el programa Le Iene, prometió dimitir, aunque según Premium Sport estaría negociando con la Federación un finiquito de 800.000 euros. Con las manos vacías no se va a marchar.

0 Comentarios

Normas Mostrar