Un escaparate para Kepa y una fiesta mayor para Isco

AMISTOSO | ESPAÑA - COSTA RICA

Un escaparate para Kepa y una fiesta mayor para Isco

El meta apunta e Isco se dará un baño de gloria. Morata está recuperado y se espera mayoría de titulares en el once (21:30, T5).

Imprimir

En Málaga, con La Rosaleda vestida de luces por Isco, abre Lopetegui el casting final que conducirá, la próxima primavera, a la lista de 23 que acudirá al Mundial. 25 ha traído esta vez, más los que se esmeren de aquí a final de curso. De los citados, tres tienen pendiente su debut, Kepa Arrizabalaga, Suso y Luis Alberto, el último en llegar. De ellos, el meta es quien más cerca tiene jugar de salida ante Costa Rica. Será en pleno debate sobre su futuro y con el Madrid pegado a la pantalla (sigue el partido en directo en As.com).

Subcampeón de Europa Sub-21, Kepa siempre ha ofrecido un punto de madurez poco acorde con su edad. A los 16 años ya hizo su primera pretemporada con el Athletic. Con 21 ya era titular en San Mamés, tras erasmus en Ponferrada y Valladolid. Gaizka Garitano, su técnico en Pucela, se aventura a decir que “estamos ante un portero de época. Parece que lleva años en esto. Es difícil verle un punto débil”. Valverde, que le hizo jugar 23 partidos el curso pasado, está en la misa línea: “Tiene reflejos, presencia y una seguridad que transmite a los demás”. También él aprecia ese efecto calmante que ofrece allá donde ha estado, aunque se ve lejísimos de Iribar, su espejo: “Perdería por todos lados”. Lopetegui le puso en el ensayo de ayer con los titulares, un buen indicio. Los otros dos son que el partido de Rusia exigirá más y ahí encaja mejor la veteranía de De Gea y que Reina sólo ha completado dos entrenamientos de los cinco programados.

Mandará el ensayo pero también la estadística. España ha disputado 14 partidos con Lopetegui sin derrota después de haberse medido dos veces a Italia, a Bélgica, Francia, Inglaterra y Colombia. Mantener la racha es mandar un mensaje a la competencia, darse una jerarquía de invencible que siempre ayuda en las grandes competiciones (pregúntenle a Brasil, Alemania, Italia…).

Lopetegui ha empleado 45 jugadores (seis de ellos debutantes) en su corto viaje sin verse sometido a excesivas dependencias: cambiando mucho nunca le fue mal. Y hasta quince futbolistas lograron marcar (Silva, nueve goles, es el pichichi). La edad media de su Roja ronda los 27,5 años, casi dos más que la de Sudáfrica, por el peso de los veteranos que se mantienen de la era imperial (siete pasan de 30 años), pero once de los convocados no alcanzan siquiera diez partidos internacionales. Para ellos, fundamentalmente, están hechos compromisos como el de hoy.

España podrá contar con Morata, recuperado de su lesión, que ha marcado ya ocho goles con el Chelsea. La impresión es que habrá más titulares que suplentes y que Iniesta y Silva codirigirán al equipo e Isco pondrá la música, compinchado con el público. De esta manera, los jugadores principales tendrán luego más descanso antes de la jornada de Liga, que acoge un Atlético-Madrid.

El examen lo pondrá Costa Rica, que ya no es una selección en vías de desarrollo. Acudió por primera vez a un Mundial en 1990, con su actual seleccionador, Óscar ‘Machillo’ Ramírez, en aquel equipo. Este será el quinto, después de clasificarse segunda de la zona de la CONCACAF, tras México, cuya población es 25 veces superior (120 millones de habitantes contra 4,8).

Ahora lleva tres partidos sin ganar y no puede contar, por lesión, con sus tres figuras, el madridista Keylor Navas, el bético Campbell y Bryan Ruiz. Quince de los citados juegan fuera del país. Ramírez, técnico metódico y extremadamente religioso, le ha dado un aire más ofensivo a la Selección, que siempre fue más resistente que atrevida. “Cuando todo está perdido, él siempre tiene un as bajo la manga”, dice el meta Pemberton. Los ‘ticos’ son la Selección 22ª del mundo. La prueba tendrá valor.

0 Comentarios

Normas Mostrar