Estás leyendo

Prisión incondicional sin fianza para Villar, su hijo y Juan Padrón

RFEF | OPERACIÓN SOULE

Prisión incondicional sin fianza para Villar, su hijo y Juan Padrón

El juez Pedraz considera a los tres como los principales responsables de la red de saqueo de la Federación. Para Ramón Hernández decreta prisión eludible bajo fianza de 100.000€.

Santiago Pedraz, juez de la Audiencia Nacional, decretó ayer prisión preventiva incondicional (sin fianza) para Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, su hijo Gorka y el vicepresidente Juan Padrón. Para el cuarto detenido, Ramón Hernández, secretario de la Federación Tinerfeña, el juez ordenó prisión eludible bajo fianza de 100.000 euros. Villar fue trasladado en un furgón de la Guardia Civil a la cárcel de Soto del Real (Madrid), donde ingresó a las 21:00 horas, junto a los otros tres acusados.

El juez decretó la medida en un auto ante la gravedad de los delitos: administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares.

Según informó la Audiencia Nacional, la importancia de los citados delitos podría llevarles a huir de la justicia por la “gran capacidad económica de la que disponen”, así como la posibilidad de obstrucción de la investigación, pendiente de analizar toda la documentación obtenida en los registros.

Villar podría enfrentarse a una petición de pena de prisión de un mínimo de nueve años si se prueban los hechos investigados en la Operación Soulé. Según el juez, al menos desde 2009, Villar creó un entramado que permitió la desviación de fondos tanto públicos como privados de la Federación y otros organismos vinculados a ella.

El fugón policial que trasladó a Ángel María Villar, y su hijo Gorka a la prisión de Soto del Real.

Las acciones judiciales derivan de una denuncia interpuesta en enero ante la Fiscalía Anticorrupción por Jorge Pérez, exsecretario general. El auto detalla los “excesos de facultades de administración” que atribuye a Villar. En un apartado habla de “la liquidación simulada de Esther Gascón, indemnizándola con 300.000 euros” para volver a ser contratada y ser ahora la secretaria general.

En el auto de 44 folios en uno de los pinchazos telefónicos que la Guardia Civil efectuó con permiso judicial a Juan Padrón, este habla con Javier Clemente el pasado 3 de junio. El exseleccionador le advierte: “Pues ha entrao el de Murcia… ¿Te dije yo que entraba el de Murcia?, ya le han metido al de Murcia también… son votos, son votos compraos ¡joder Juan!...apoyos comprados…decir amén, amén, amén por…por llevarse unos dineros”.

En el auto, el magistrado observa una relación “próxima al clientismo”. La relación con Santa Mónica “causó un perjuicio de 51,7 millones” a la RFEF al no ejercer “una cláusula de penalización de 30,3 millones”. Aparecen varios nombres, como el expresidente del CSD, Rafael Cortés Elvira, y su esposa percibieron 1,5 millones entre 2010 y 2012 y añade que “Cortés Elvira participa en la sociedad Esinet, siendo la otra socia Mónica Han Cho, esposa de Gorka Villar”.

0 Comentarios

Normas Mostrar