Celta-Shakhtar

Fred: “El Shakhtar nos ha ayudado a superar la guerra”

La estrella brasileña del Donetsk atendió a AS antes de enfrentarse al Celta y habló cobre la dificultad de vivir en un país en conflicto: "Llegué a plantearme dejar a Ucrania".

0

Narración del Shakhtar Donetsk vs Celta de Vigo | Europa League

El Shakhtar fue el mejor equipo de la primera fase de la Europa Legue, tiene el mejor ataque de la competición y lidera con tranquilidad la liga ucraniana. Un hecho impresionante si se considera todo lo que el club pasa y tuvo que pasar por la guerra en su país. ¿Cuál es el secreto para seguir jugando en un nivel tan alto bajo tanta presión?

Creo que es por el ambiente que fue creado en la plantilla. Los jugadores somos amigos, una familia. Muchos ya están aquí desde hace tiempo y tenemos una base muy sólida en el vestuario. Y la guerra hizo que el grupo se acercara todavía más los unos a los otros. Somos muchos brasileños, extranjeros y esta distancia de casa unida con la preocupación por todo lo que pasó hizo que todos nos uniéramos más aún.

¿Cómo es vivir en un país en guerra?

Al principio fue muy difícil, claro. Tuvimos que irnos de Donetsk de un día para el otro, sin que pudiéramos siquiera volver a nuestras casas para buscar nuestras pertenencias. Estábamos de viaje cuando todo pasó, hasta nuestro estadio y la sede del club fue atacada. No sabíamos que iba a pasar. Pero el club nos dio un gran soporte y logramos superar el trauma con el tiempo. Un trabajador del club logró hacer algunos viajes para Donetsk y consiguió recuperar algunas de nuestras cosas. Existía mucho miedo, nuestras familias estaban preocupadas, pero el tiempo curó las heridas. Hoy, viviendo en Kiev, las cosas están más tranquilas. La vida tiene que seguir adelante.

¿Puede uno concentrarse sólo en jugar al fútbol en un país que vive una crisis como esta?

El Shakhtar tiene un grupo de jugadores experimentados y veteranos, que hemos pasado por muchos sitios. Pero nadie está preparado para vivir una situación de guerra. Nosotros tenemos muchos problemas en Brasil, pero nada que se aproxime a lo que está pasando aquí. Lo fundamental fue el apoyo dado por el club para que tuviéramos tranquilidad para vivir y trabajar. Lo más difícil fue la mudanza a Kiev, no estar en nuestro estadio, no tener el apoyo de nuestros aficionados y tener que viajar siempre para jugar, sea como local o visitante. Pero lo hemos superado, hicimos buena temporada el año pasado y estamos muy bien este año. No es fácil pero tenemos que saber que hay que levantar la cabeza ante cualquier dificultad.

¿Planteó dejar a Ucrania?

Al principio, sí. Pensaba en ello todo el tiempo. Es muy difícil vivir en un país en guerra y no sabes lo que puede pasar. Creo que era normal el miedo y plantearse dejar el club. Pero el Shakhtar nos dio todo lo que necesitábamos para reconstruir nuestras vidas en Kiev. Fue muy duro las primeras semanas, pero la dificultad hizo que la plantilla estuviera todavía más unida. Tuvimos que sacrificar mucho, pero ahora la vida está tranquila y ese sentimiento ya no existe.

Usted tuvo que superar también una barrera personal en este periodo después de la sanción de un año fuera de competición por el caso de dopaje en la Copa América 2015 (dio positivo por el diurético hidroclorotiazida). ¿Qué ha aprendido en este tiempo fuera del campo de juego?

Para mí fue una sorpresa. Obviamente, no me dopé. Infelizmente, fue encontrada una sustancia prohibida en mi cuerpo y fui sancionado. Es muy difícil que te priven de ejercer tu profesión, de hacer lo que más te gusta y en un momento tan bueno de mi carrera. Estaba en la selección brasileña, disputando una competición continental como la Copa América. Pero nunca desistí, por creer en mí y en lo que siempre quise de mi vida. Uno saca muchas lecciones de su vida, principalmente de los momentos difíciles, para que no vuelvan a ocurrir. Pero yo tengo la conciencia tranquila de que no he hecho nada malo. Fue un periodo importante para estar cerca de la familia y los amigos, que me dieron muchísimo apoyo.

Fred, centrocampista del Shakhtar Donetsk, actuando con la selección brasileña.

Antes de la sanción usted era internacional con Brasil y sonaba como posible refuerzo para grandes clubes europeos. ¿Qué cree que tiene que hacer para volver a la canarinha y llamar otra vez la atención del mercado?

Es algo que depende del trabajo que haga en el club. Y es algo que busco todos los días. Yo entreno de la misma manera que juego, encaro mi profesión con mucha seriedad. Por eso estoy seguro que, si sigo este camino, las oportunidades volverán a surgir. Estoy en un club que despierta cada vez más interés en Europa, que gana títulos y disputa las principales competiciones europeas. Sé que Tite (seleccionador brasileño) está mirando hacia aquí. Mi compañero de club, Taison, ya fue convocado por él.

¿Cree que ahora la exigencia es más grande que antes de la sanción?

No. La exigencia siempre fue y siempre será grande porque saben lo que yo puedo rendir y ayudar a mi equipo. Y yo soy el primero en exigirme el máximo. Quien me conoce sabe de mi dedicación y búsqueda de hacer las cosas bien, sin salir de las normas. Es necesaria total confianza en el fútbol practicado por un jugador. La vida sigue y sólo tengo que pensar en lo que queda por delante y seguir haciendo lo que siempre busqué hacer, siempre el en camino correcto.

El Shakhtar es conocido en Europa por sacar grandes jugadores que están triunfando en el fútbol europeo. Willian, en el Chelsea, Fernandinho, en el City o Douglas Costa, en el Bayern. ¿Cuál es la importancia de un partido como este ante el Celta para hacerse ver por los grandes clubes de Europa?

Tenemos total conciencia de que es un partido muy importante. Sabemos de las dificultades y de conseguir un buen resultado en este primer partido contra el Celta, principalmente fuera de casa. Pero está claro que todos los jugadores tienen la ambición de llegar a grandes clubes de las grandes ligas. Y la Europa League es un excelente escaparate porque todo el mundo estará mirando. Tenemos que hacer un gran partido, buscar la victoria y eso nos dará más visibilidad. Vivimos un gran momento en la competición, hemos ganado todos los partidos hasta ahora. Pero no podemos perder la concentración.