SEVILLA 3 - REAL MADRID 3

Uno por uno del Real Madrid: Asensio firmó una obra de arte

Ramos falló atrás pero marcó un penalti a lo Panenka que encendió al Sánchez Pizjuán y Benzema salvó la racha en el último suspiro.

0

LACOPA

Sevilla vs Real Madrid

Casilla: Empezó inseguro fallando en su primera salida por alto. En el gol en propia puerta de Danilo no puedo hacer. Durante la primera parte tuvo que hacer varias paradas de mérito aunque se echó de menos que en alguna hubiera blocado el balón en lugar de despejarlo. El gol del Madrid nació en un despeje suyo que Asensio transformó en obra de arte. Falló en el tercer gol al dejar un balón suelto en el área pequeña.

Danilo: No dio sensación de seguridad y no le ayudó el hecho de marcarse un autogol en el minuto nueve al intentar despejar. El segundo gol del Sevilla llegó por su banda porque no consiguió tapar un centro de Escudero. Se incorporó al ataque, pero Mariano le estorbó en un remate franco. Con la entrada de Carvajal se puso de extremo y ahí lució más con sus acciones ofensivas.

Ramos: Volvía de su lesión y no estuvo a su nivel. En los dos primeros goles del Sevilla falló al medir los centros y le ganaron la espalda en los dos. Empezó como central diestro, pero se terminó cambiando al flanco izquierdo. Lanzó el penalti de 3-2 y lo marcó a lo Panenka. Después se encaró con parte del público que le insultó durante el partido.

Nacho: El más solvente atrás. Fue el más serio de los cuatro defensas aunque en algunas jugadas también fue superado por las ofensivas sevillistas. Con el balón no se complicó y volvió a aprovechar bien los minutos que le dio Zidane.

Marcelo: La superioridad del Sevilla provocó que apareciera menos su magia arriba y más su despistes atrás. Le cuesta seguir las marcas hasta el final y eso no ayuda a los centrales. El tercer gol del Sevilla fue un ejemplo de esos despistes. Se sumó al ataque, pero con menos peligro del habitual.

Lucas Vázquez: Volvía tras su lesión y Zidane le dio 63 minutos (fue sustituido por Carvajal). Juegue mejor o peor el equipo o él, nunca pierde sus señas de identidad. Trabaja en ataque y en defensa y se vacía sobre el campo. Esta vez le faltó suerte en el desborde.

Kroos: Jugó junto a Casemiro y esto le dio libertad para sumarse al ataque. El alemán se incorporó con frecuencia y tuvo algunas de las mejores ocasiones del Madrid. Un disparo con la zurda fue la mejor ocasión de los blancos en la primera parte. Pese a que subió mucho al ataque se le echó algo de menos en la creación y no pudo poner pausa al partido cuando la necesitó.

Casemiro: Serio en la medular en labores defensivas. Intentó frenar a un Sevilla que fue superior y se empleó con fuerza en labores defensivas. Los sevillistas protestaron varias de sus entradas en la primera parte, pero no vio tarjeta hasta la segunda. Al igual que Kroos, no consiguió hacerse con el balón y templar el partido. En el 81 fue derribado en el área de Sevilla y Undiano pitó penalti.

Asensio: Avisó en el minuto 10 con disparo desde lejos que obligó a lucirse a Soria. Se fajó para intentar ayudar a Marcelo atrás y recuperó varios balones con su trabajo. Cuando tuvo el balón puso su calidad. Marcó un gol ‘maradoniano’. Cogió un rechace de Kiko Casilla en un córner, cruzó el campo con el balón controlado y marcó entre las piernas de Soria.

Morata: No aprovechó el partido. Apenas le llegaron balones y sólo tuvo una buena ocasión. Fue en el 66’ pero su disparo se fue alto. Que el equipo no tuviera el balón le perjudicó. Fue sustituido en el minuto 75 por Benzema.

Mariano: Le puso mucho ímpetu a cada acción en la que intervino. Tiene mucha potencia aunque le faltó precisión en algunos controles. Estuvo cerca de conseguir el gol tras presionar a la defensa y al portero Soria, pero el rechace se marchó desviado. Fue sustituido en el minuto 57 por Kovacic.

Kovacic: Volvía de la lesión. Entró en el terreno de juego por Mariano para reforzar el centro del campo, pero no consiguió que el Madrid tuviera más el balón. Falló algunos pases impropios de él.

Carvajal: Con él y con Danilo en la derecha se frenaron las ofensivas sevillistas por esa banda. No se sumó al ataque y se centró más en tareas defensivas.

Benzema: Entró en el 75 por Morata. Tuvo pocos balones, pero en el primero que recibió en el área hizo una buena jugada y marcó el gol que mantiene viva la racha.