MUNDIAL DE CLUBES

Inaudito: en el primer penalti pitado por vídeo había offside

Kassai fue advertido por el juez de vídeo de una infracción de Berrío sobre Nashi que él pasó por alto. Pero el japonés estaba en posición antirreglamentaria.
Sud América-El Tanque Sisley en vivo online

Se tuvo que jugar la primera semifinal, el quinto partido del Mundial de Clubes, para que hiciera falta echar mano del videoarbitraje. La FIFA ponía en marcha en competición oficial esta iniciativa que lleva masticando ya unos años… Y el experimento terminó naciendo de nalgas. El colegiado húngaro Viktor Kassai pasará a la historia por ser el primero que pitó un penalti ayudándose de la repetición en un monitor. Pero también pasará a la historia el hecho de que, ni con esa ayuda tecnológica, consiguió ver un fuera de juego previo.

Ni él ni ninguno de los ayudantes que había en la sala de control advirtieron que el jugador del Kashima que fue zancadilleado (esa fue la acción que vieron repetida en los monitores) partía de posición de fuera de juego cuando la falta lateral se botó. No llegó a conectar el balón, lo que abre otro debate, este sobre la interpretación del fuera de juego cuando es posicional… ¿Estaba realmente en ‘orsay’ si todavía no había entrado en contacto con el balón? No pudo porque fue zancadilleado, ni siquiera sabemos si hubiera llegado a rematar, aunque fue protagonista de la acción porque provocó el penalti…

A esa interpretación del fuera de juego se agarró la FIFA para salvar la situación. Ante el revuelo internacional, sacó un comunicado pasadas las doce de la noche de Japón en el que celebraba esa jugada videoarbitrada y se posicionaba en que no hubo fuera de juego: “El asistente de campo del colegiado, aplicó de manera correcta el ‘wait and see (espera y mira)’ para el fuera de juego. Éste nunca se materializó porque el jugador (el japonés Nashi) fue impedido de tener la oportunidad de ir a por el balón”.

Captura TV.

La jugada se produjo en el minuto 28. La falta es lanzada y Berrío derriba a Nashi, que entraba al segundo palo. La acción del juego siguió durante un minuto y diez segundos. El balón sale de banda y Kassai recibe una instrucción por el pinganillo (se llega a señalar la oreja para advertir que le dicen algo). Corre a la banda y tarda exactamente 13 segundos en ver la repetición (es nítida, es penalti) y lo pita. Nadie advierte que Nashi partía de fuera de juego…

Conviene saber en qué casos se aplica el videoarbitraje. Las decisiones sólo pueden ser revisadas: 1) En caso de gol dudoso por fuera de juego, falta, mano u otras infracciones del reglamento. 2) En caso de penalti, si hay dudas en la acción en sí misma o si ésta ha sido dentro o fuera del área. 3) En caso de roja directa. 4) En caso de que haya duda sobre la identidad del jugador que cometiera la falta si esta acarrea expulsión o tarjeta.

La primera jugada que se rearbitró en partido oficial deja patente que hay muchos resquicios en el sistema. Ni Kassai ni sus asistentes de banda vieron el fuera de juego y éste no se señaló. En cualquier caso un fuera de juego no entra en las acciones que pueden ser rearbitradas. El reglamento no les permitía, en realidad, revisar la jugada (aunque ni siquiera se lo plantearan porque no lo advirtieron). Sin embargo, la comisión de un penalti, sí. Por otro lado, qué hubiera pasado si en el minuto y diez segundos que tardó en pararse el partido el Atlético Nacional hubiera marcado un gol? ¿Se habría anulado o se mantendría en el marcador? Si ya había muchas dudas en cuanto a su implantación, la primera decisión que se tomó con el video arbitraje deja más sombras que luces aún.

Características.

Los monitores de la sala de asistencia arbitral reciben la misma señal que las televisiones con derechos. No hay cámaras adicionales. Y el colegiado principal está conectado con ella, como con sus asistentes, por un pinganillo. Las advertencias son bidireccionales: bien es el colegiado principal quien puede pedir ayuda o bien es la sala de videorbitraje la que puede advertirle de alguna decisión dudosa que debiera ser revisada. Ayer fue la sala de control la que constató, en un minuto y 10 segundos, que era penalti , y avisó a Kassai.

La FIFA lleva desarrollando este Video Assistant Referee (VAR) desde 2014, y fue aprobado definitivamente en el encuentro anual de la IFAB el 5 de marzo de 2016. Antes de que se utilizara en los amistosos Italia-Francia de septiembre e Italia-Alemania de octubre, se analizaron múltiples experiencias llevadas a cabo en la NFL, la NBA o el rugby.

El organismo estaba muy interesado en la difusión mediática del VAR. Los reporteros de este periódico desplazados a Japón pidieron a realizar un reportaje sobre los entresijos técnicos del sistema y el organismo remitió a un vídeo promocional y un paquete de fotos que se enviaron después a todos los medios internacionales acreditados. La FIFA estaba interesada en que todo fuera un éxito para implantarlo definitivamente en 2018… Ahora, todo son dudas.