Y. LEAGUE | SPORTING 1 - REAL MADRID 3

El Juvenil se desmelena en Lisboa y ya está en octavos

Ganó al Sporting con goles de Sergio Díaz, Manu Hernando y Franchu, este último con asistencia a lo Guti en Riazor del lateral Cobo. Luca Zidane se exhibió con una doble parada antológica.

El Juvenil se desmelena en Lisboa y ya está en octavos
realmadrid.com

Sporting-Real Madrid en directo

Al Juvenil de Guti le bastaba con un empate para asegurar matemáticamente su billete a octavos de la UEFA Youth League pero decidió darse un homenaje de fútbol y pasó por encima del Sporting de Portugal (1-3). Los chavales de Valdebebas van de menos a más en esta cuarta edición de esta especie de Champions para futbolistas Sub-19 y cuentan con un futbolista superlativo para la categoría, el paraguayo Sergio Díaz. El castillista marcó el primer gol en Alcochete durante es franja temporal de tanteo de los primeros diez minutos y el resto del equipo acompasó esa ventaja.

Empezaron por no dejarse intimidar por el poderío físico de los verdiblancos Djaló, Conté o Correia. Y luego le echaron un lazo como si fuera un rodeo a Pedro Marques, el nueve lisboeta y su gran estrella. El control era madridista y terminó de plasmarse con el 0-2 de Manu Hernando en un córner que fue, esencialmente, un despropósito del Sporting de Portugal. Permitieron que Sergio Díaz golpease con la diestra en el punto de penalti completamente solo, el rechace de Correia le fue a Manu Hernando y el central blanco incluso pudo darse el lujo de rematar dos veces hasta batir a Silva. Un 0-2 en el 40’ que tenía aroma a partido resuelto. Especialmente porque Luca Zidane se agrandó bajo palos. Herido seguramente en el orgullo por su increíble fallo contra el Legia en el descuento, aunque el Madrid ganó en Varsovia, el hijo de Zizou realizó un doble paradón (el segundo, desde el suelo) mediada la segunda parte que podría ser el momento estelar del encuentro. Incluso después el 1-2 de Braganza en el 69’ llegó en el rechace de otra gran parada del portero galo en un mano a mano con Pedro Marques.

Guti predica como técnico con lo que era como futbolista, buen gusto con el balón y talante creativo, y sus chicos lo absorben como esponjas. El lateral Cobo replicó la jugada inmortal de su entrenador en Riazor y se sacó de la manga una asistencia de tacón para que el argentino Franchu liquidase las esperanzas de los leones portugueses con una ‘picadita’ por encima del portero. Ese 1-3 ante una de las canteras más prolíficas del sur de Europa pone aún más el foco en las opciones del Juvenil madridista, que persigue su primera Youth League tras despeñarse dos veces en la Final Four. De momento se planta en octavos, pero tienen material para soñar.