BRASIL - ARGENTINA

Dani Alves, capitán y homenaje a Carlos Alberto Torres

Dani Alves, lateral del Juventus, portará el brazalete de capitán en el partido ante la selección de Argentina y saldrá al campo con el '4' del fallecido Carlos Alberto Torres.

Dani Alves, con Brasil en un entrenamiento previo al partido contra Argentina por la clasificación para el Mundial de Rusia 2018.
RICARDO MORAES REUTERS

Perú - Brasil en directo

Daniel Alves será el capitán de la selección de Brasil en el partido del jueves ante Argentina por las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018 y hará un homenaje al recién fallecido Carlos Alberto Torres vistiendo la camiseta con el dorsal número 4, informó este martes la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El lateral del Juventus entrará en el estadio Mineirao con el número 4 a la espalda, el mismo que usaba el legendario capitán que falleció el pasado 25 de octubre a los 72 años, según un comunicado de la CBF. Alves, que acostumbra a vestir el dorsal número 2, llevará además el brazalete de capitán de la Canarinha, que ya llevó Carlos Alberto Torres cuando levantó la Copa del Mundo de México 1970.

En la final de esa cita mundialista que Brasil ganó a Italia (4-1), Carlos Alberto, uno de los laterales derechos más destacados de la historia, fue autor de uno de los goles. El exjugador del Barcelona vestirá el brazalete blanco de la capitanía, mientras que el resto de sus compañeros utilizará una banda negra, en señal del luto. Antes del inicio del partido contra Argentina, se guardará además un minuto de silencio por el eterno capitán.

Alves hará de Neymar

La capitanía de Brasil había bailado en las últimas fechas desde que Neymar renunció a ella después de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. El delantero fue elegido capitán de la Canarinha por el exseleccionador Dunga cuando asumió en 2014 y en la era Tite varios jugadores han tenido esa misión.

"Si ganamos dejaremos un poco tocada a Argentina"

El lateral derecho y nuevo capitán de la selección brasileña, Daniel Alves, afirmó hoy que si ganan el jueves darán "un paso de gigante" hacia el Mundial de Rusia y dejarán "un poco tocada" a la formación de Argentina.

"Es cierto que si conseguimos la victoria daremos un paso de gigante hacia nuestro objetivo y dejaríamos un poco tocada a una selección que también aspira a estar dentro del Mundial", dijo Alves en rueda de prensa posterior al entrenamiento en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Brasil, líder en las eliminatorias con 21 puntos, recibirá en ese campo a una Argentina en sexta posición y que en estos momentos no tendría billete para la cita mundialista.

Sobre su reencuentro con el delantero argentino Lionel Messi, con quien coincidió en el Barcelona, destacó no tener ningún tipo de miedo, aunque sí respeto por él y por toda la selección argentina.

"Vamos a intentar neutralizarlo y competir sin miedo. No tengo miedo de enfrentarme a Messi. El miedo en el fútbol no existe", sostuvo.

El lateral de la Juventus de Turín se deshizo en elogios hacia el que fue su compañero en el conjunto azulgrana y resaltó que su grandeza es precisamente "no reconocerse como el más grande".

"Es un jugador diferente, que ha marcado una época. Es difícil compararlo porque es único, tiene un don", añadió.

Ante la presencia de jugadores como Messi o Angel Di María, con grandes capacidades para "improvisar", Alves señaló que jugar de manera colectiva es "más importante que nunca" en un partido que a él personalmente le supone un "extra de motivación".

Alves será el capitán de la Canarinha ante Argentina y llevará el dorsal número 4 en homenaje al también lateral derecho brasileño Carlos Alberto Torres, fallecido el pasado 25 de octubre a los 72 años de edad.

"Hemos decidido hacerle este homenaje respetando al eterno capitán, a su familia y a su aportación a la selección brasileña", comentó brevemente el zaguero.

Carlos Alberto Torres, reconocido como uno de los laterales más destacados de la historia, levantó la Copa del Mundo de México 1970, tras ganar en la final a Italia por 4-1, partido en el que él fue el autor de uno de los goles.